EVO propone cerrar cuatro oficinas y reestructurar su negocio

stop

La entidad inicia las negociaciones con los representantes de la plantilla

Trabajadores de EVO protestan por los primeros despidos de Apollo.

A Coruña, 29 de diciembre de 2015 (23:15 CET)

EVO Banco y la representación de sus trabajadores han constituido formalmente la mesa de negociación laboral que da inicio al proceso de reorganización interna de su estructura de negocio. En un principio, los sindicatos hablaron de que la entidad pretendía prescindir de unos 500 trabajadores, una cifra de la dirección de la financiera rebajo. De momento, lo que se ha planteado es el cierre de cuatro de 75 oficinas.

Con la mesa de negociación se abre un periodo de consultas de 30 días naturales con los representantes sindicales de la plantillas de EVO Banco y de las dos filiales, AvantCard y Fracciona, está última adquirida el pasado mes de agosto.

Necesidades organizativas y de mercado

La reorganización interna, anunciada el pasado 5 de diciembre con la formalización de la adquisición de AvantCard, entidad financiera especializada en gestión de tarjetas y préstamos personales, tiene por objetivo adecuar la estructura final del grupo "a las necesidades organizativas y de mercado", indicó la entidad.

EVO Banco señaló que, dentro del proceso de negociación, las partes se han comprometido a analizar todo tipo de medidas que ayuden a conciliar las necesidades organizativas y económicas de la entidad "con el menor impacto laboral para el conjunto de la plantilla".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad