Una sucursal de EVO Banco

EVO Banco recortó un 40% el gasto de personal antes de la venta

Tras aplicar el ERE y cerrar 39 oficinas, los gastos de personal de EVO Banco pasaron de 68 millones a solamente 39 antes de integrarse en Bankinter

Fue en octubre de 2017 cuando Enrique Tellado, en su día fichaje estrella de José Luis Méndez para Caixa Galicia y uno de los negociadores en la fusión con Caixanova, ponía en marcha la reestructuración de EVO Banco. El tijeretazo suprimía 39 de las 44 oficinas de la firma que creó Novagalicia y forzaba el despido de 239 empleados. La entidad financiera justificó el cambio de modelo no por un problema de rentabilidad sino para competir en el mundo digital, pues apenas el 5% de sus clientes acudía a las sucursales. EVO Banco cerró ejercicio con 24 millones de beneficios.

Un año después de que arrancara la reestructuración, el banco cayó en manos de Bankinter por unos 200 millones de euros, aunque a la operación había que descontar 133 millones de exceso de capital por la segregación de EVO Finance, que quedó al margen de la venta. Dolores Dancausa recibió una entidad aligerada, pues meses antes también se desprendió de las carteras hipotecarias de Global Talasa, S.L.U., Idea Gestión Hipotecaria, S.L.U. y Otagaz Gestión Hipotecaria S.L.U, es decir, del grueso de los activos de su crecimiento inorgánico que había adquirido años atrás.

EVO se ahorra más de 10 millones en salarios

El último balance de EVO, previo a que Bankinter cerrase definitivamente la compra, pone números al recorte, especialmente significativo en el apartado de gastos de personal. El banco había destinado a su plantilla 68,7 millones en 2017, mientras que el año pasado, tras la culminación del ERE, se redujeron a 39,6 millones, un 40% menos aproximadamente.

Tan abultada diferencia se explica en parte por los 14,7 millones que hubo de desembolsar la entidad para indemnizar a trabajadores despedidos durante 2017. Sin embargo, atendiendo solamente a los sueldos y cotizaciones, la partida también se redujo de manera notable, de los 48 millones a los 36 millones, un 25% menos.

Enrique Tellado sobrevive a la venta y se mantiene como director general de EVO Banco

Antes de aplicar el ERE, en el ejercicio de 2016, EVO gastaba en su plantilla 50,7 millones, mientras que cuando se integró en Bankinter destinaba a esta partida 39,6 millones.

Dancausa, consejera delegada de Bankinter, emplazó a EVO banco como un laboratorio de innovación y nuevos productos dentro de la entidad, además de aportar lo obvio, posicionamiento en banca digital, acceso a nuevos tipos de clientes y una plataforma internacional de crédito al consumo y tarjetas como Avantcard.

En la cúpula se mantuvo Enrique Tellado con galones similares a los que tenía antes al ser nombrado director general, mientras el grupo de directivos y consejeros de Bankinter –Dancausa, Gloria Ortiz, Julio Zapatero o Teresa Martín-- desembarcaba en el consejo.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad