España fía su recuperación al viejo patrón del consumo interno

stop

El PIB crece un 3,4% interanual en el tercer trimestre, la cifra más alta en ocho años, gracias a la demanda interna

Clientes que aprovechan las rebajas de una tienda de barrio

en Barcelona, 26 de noviembre de 2015 (13:04 CET)

El Gobierno saca pecho del ritmo de la recuperación española. A pesar de un paro que sigue superando el 20% de la población activa, el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), después de años de recesión, ha alimentado el discurso triunfalista de Rajoy. Este jueves, el Gobierno ha vuelto a sacar pecho con el dato del PIB del tercer trimestre.

La economía española ha crecido un 0,8% entre julio y septiembre, dos décimas menos de lo que creció en el segundo trimestre. Sin embargo, el ministerio de Economía ha destacado que es el triple de lo que crece la zona euro. Además, ha subrayado el crecimiento interanual del PIB, del 3,4%, es "la tasa más alta en casi ocho años". Es decir, desde antes de la crisis (cuarto trimestre de 2007).

¿Qué está tirando del carro?

Si durante los últimos años ha sido el sector exterior lo que ha sujetado a la economía española, ahora es el mercado interno lo que está provocando el crecimiento del PIB, con una recuperación del consumo. Según los datos del INE, la demanda nacional ha crecido un 3,9% interanual, mientras la demanda externa cae un 0,5%.

Así pues, ahora es la demanda interna lo que tira, aunque todavía está lejos de cifras pre crisis. Dentro de la demanda nacional, el consumo privado es el que más dinamismo está mostrando. Concretamente, la formación bruta de capital fijo (6,5%), especialmente la inversión en bienes de equipo (10,6%) y ya la construcción (5,5%). El consumo de los hogares crece un 3,5%.

Las exportaciones siguen creciendo (5,6%), pero menos que las importaciones (7,7%), lo que deja el balance exterior en negativo y muestra ya un mayor dinamismo del consumo interno. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los datos son comparativos, es decir que se muestran variaciones, y se parte de datos bajos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad