España está ya por debajo de la media europea en innovación

stop

BATALLA ECONÓMICA

29 de marzo de 2013 (19:48 CET)

La innovación es la clave para poder competir en el actual proceso de globalización. Todos los países buscan cómo innovar, y acompañar a sus empresas en ese intento. Pero en esa guerra abierta, la Unión Europea sigue en una posición rezagada, a pesar de los esfuerzos de los últimos años. La Comisión Europea ha elaborado un cuadro con la clasificación de los distintos países, con el propósito de incentivarlos y buscar una mayor reacción.

En el actual contexto económico, con la feroz competencia de los países emergentes, la innovación es más necesaria que nunca. Y España aparece en un grupo de “innovadores moderados”, junto a países como Italia, Portugal, República Checa, Grecia, Eslovaquia, Hungría, Malta y Lituania. Todos ellos están por debajo de la media de la Unión Europea.

Fractura europea


La posibilidad de que se produzca una fractura en el campo de la innovación, en el seno de la UE, es el peligro que la Comisión Europea trata de evitar. De la misma forma que se puede llegar a una Europa a dos o a tres velocidades, en función de cómo derive la crisis de la deuda pública y del euro, la innovación puede acelerar esas diferencias.

La comisaria de Investigación, Innovación y Ciencia, Máire Geoghegan-Quinn, asegura, con el informe en la mano, que “la innovación debe estar en el centro de las agendas políticas de todos los estados miembros, y el cuadro que se ha presentado demuestra que se ha progresado en algunas cuestiones importantes, como la patente europea y las nuevas reglas para los fondos de capital riesgo, pero hay que ir más allá para evitar una fractura de la innovación en Europa”.

Esa doble velocidad ya es un hecho. Entre los países líderes en innovación están Suecia, Alemania, Dinamarca y Finlandia, todos con un rendimiento muy por encima de la media europea.

En un segundo nivel, y por encima del grupo de España, están Holanda, Luxemburgo, Bélgica, Reino Unido, Austria, Irlanda, Francia, Eslovenia, Chipre y Estonia. En su conjunto, también se sitúan por encima de la media europea.

En el grupo por debajo del de España, hay que enumerar a Polonia, Letonia, Rumanía y Bulgaria, muy por debajo de la media europea.

Cálculo de los beneficios


El indicador de la Unión Europea respecto a la innovación se basa en 24 conceptos que se agrupan en tres grandes categorías: Facilitadores, (recursos humanos, sistemas de investigación abiertos, financiación y apoyo); Actividades de la empresa: los que captan los esfuerzos de innovación de las empresas europeas como inversiones de la empresa, vínculos y emprendeduría y activos intelectuales, y Resultados: los que permiten conocer como esa innovación se traduce en beneficios para la economía en su conjunto, incluido el empleo.

¿Y dónde está la Unión Europea en comparación con el mundo? El análisis de otras regiones económicas no deja dudas. Suiza es el líder en innovación cada año y supera a todos los países de la UE. Y, respecto a otros países del resto de continentes, los europeos se quedan por detrás de Corea del Sur –hasta hace muy poco por detrás a gran distancia de España, por ejemplo-- Estados Unidos y Japón.

Por encima de India o China

Sin embargo, la cosa mejora, poco, pero mejora. El liderazgo de Corea del Sur sobre la UE ha aumentado, pero desde 2006 la UE ha sido capaz, como indica el informe, de “reducir casi a la mitad la brecha con Estados Unidos y Japón”.

La Unión Europea tiene un problema y la Comisión Europea lo sabe. Está todavía muy por detrás de los líderes mundiales, especialmente en gasto en Investigación y Desarrollo, co-publicaciones públicas y privadas y en patentes.

Por debajo de la UE, en todo caso, está Australia, Canadá, Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad