Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca durante su intervención en el Foro La Toja

Escotet, suma y sigue: "Estamos atentos a cualquier oportunidad"

Abanca cerrará en septiembre la compra de la vasca Bankoa. Aunque descarta ya las opciones de Liberbank y EuroBic sigue dispuesta a seguir creciendo

Abanca sigue de compras. Tras anunciar el pasado viernes que había llegado a un acuerdo con Crédit Agricole para hacerse con la entidad vasca Bankoa, el presidente del banco gallego, Juan Carlos Escotet, ha destacado que no se cierra a nuevas adquisiciones, siempre que tengan un contrastado valor estratégico. Eso sí, el financiero venezolano da ya por descartadas completamente las opciones de Liberbank y de la portuguesa Eurobic, entidad esta última con la que llegó a formalizar un acuerdo de compra que, finalmente, acabó roto durante el confinamiento.

En la rueda de prensa de presentación de resultados correspondientes al primer semestre del año, Escotet avanzó que Abanca firmará el acuerdo definitivo de compra con Bankoa a mediados de septiembre. Después se realizarán los pertinentes trámites regulatorios para empezar la integración de la entidad, con presencia en Euskadi y Navarra en el primer semestre de 2021. El CEO de Abanca, Francisco Botas, indicó que será a finales de año cuando se dé a conocer el coste que tendrá la adquisición de la entidad.

Más de 90.000 millones de volumen de negocio

Con la compra, la entidad gallega aumentará en 4.374 millones el volumen de negocio, hasta situarlo por encima de los 93.000 millones de euros, y se consolidará como la séptima entidad española por activos, con más de 65.000 millones. Bankoa cuenta con una red de 30 oficinas y unos 40.000 clientes.

Botas insistió en lo estratégico de esta adquisición, que posiciona a Abanca como una de las principales entidades en la zona norte y cornisa cantábrica. El primer ejecutivo de Abanca destacó que se trata de una comprra con bajo riesgo de ejecución y un consumo mínimo de capital, aunque rechazó dar más datos por el momento. Si insistió en la importancia de posicionarse en el País Vasco, debido a las sinergias con la comunidad gallega, siendo dos zonas con peso industrial y con tradición ligada al agro y el mar.

 

Tras la adquisición del negocio luso de Deutsche Bank y de la red en España de Caixa Geral, la compra de Bankoa no parece la última que acometerá Abanca. Escotet indicó que, si bien daba ya por completamente descartadas opciones de compra sobre Liberbank y EuroBic --ya que "no se cumplieron los acuerdos iniciales"--, la entidad con sede en A Coruña sigue dispuesta a crecer.

"El interés por Portugal permanece como una apuesta estratégica de largo plazo, por lo que se sigue con múchísimo interés el mercado luso y cualquier alternativa que se presente", insistió.

Adquisiones

 

Sobre las últimas adquisiciones, Botas manifestó que la adquisición de la red comercial de Deutsche Bank en Portugal "ya supone más del 8% de la aportación del resultado a la consolidación del banco", con un incremento en clientes digitales y un cumplimiento del "140%" en el segmento empresas.

Respecto al Banco Caixa Geral, se obtuvieron "unas sinergias un 40% superiores a lo planificado", con "unos costes de consecución al 92%" y un cumplimiento de resultados por encima del 110%, en lo que destaca los resultados en comunidades como Extremadura y Madrid.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad