Escotet planea la salida a bolsa de Novagalicia en tres años

stop

El presidente de Banesco, que tendrá que continuar con las exigencias impuestas por Bruselas tras el rescate bancario, prevé activar una ampliación de capital en la nueva entidad

Juan Carlos Escotet (derecha), junto con Francisco Botas y Javier Etcheverría | E.P.

20 de diciembre de 2013 (22:09 CET)

El presidente de Banesco, Juan Carlos Escotet, ha desembarcado en Galicia pisando fuerte. Ya ha decidido que el Etcheverría, entidad con la que se hizo el año pasado, se fusionará con Novagalicia. El presidente será Javier Etcheverría, y el consejero delegado Francisco Botas. El banquero alardea. No tiene miedo de las pérdidas adicionales que pueda traer debajo del brazo NCG, y que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) cifra en unos 1.000 millones debido al aumento de la morosidad. Tiene un as bajo la manga. Una ampliación de capital que acometerá en tres años, y que podría conllevar la salida a bolsa del nuevo banco.

El banquero venezolano no se esconde, por lo menos de momento. Tan sólo han pasado dos días desde que el FROB anunció que su entidad había resultado ganadora en el proceso de subasta de NCG, tras presentar una oferta de 1.003 millones de euros en la que renunciaba a recibir ayudas adicionales, como un esquema de protección de activos. Sin embargo, en poco más de 48 horas ya ha concedido varias entrevistas y ha hablado con los medios de comunicación allá donde ha ido.

Pérdidas adicionales

El que será vicepresidente de la nueva NCG ha reconocido que habrá pérdidas en la nacionalizada, lo que podría provocar que se activase una dotación adicional de provisiones por valor de 750 millones de euros. Sin embargo, indica que Banesco ya ha calculado la solvencia del banco y en dos o tres años, los ejercicios “más críticos” a su juicio, se acometerá una “ampliación de capital”.

La ampliación podría llegar por dos vías. O bien mediante la entrada de nuevos socios inversores, o bien mediante la salida a bolsa de parte del capital de la entidad, como forma para captar dinero. No es un plan desconocido. Era precisamente el que tenía en mente el todavía presidente de Novagalicia, José María Castellano. El empresario repitió esa fórmula en todas los grandes grupos en los que estuvo, como Inditex o Fadesa.

La idea de Castellano

De hecho, Castellano, actual presidente del grupo de telecomunicaciones Ono, prevé aprobar en las próximas semanas su salida a bolsa. La operación servirá para realizar una ampliación de capital con la que hará frente a una deuda que ronda los 3.400 millones de euros.

Escotet podría seguir, de este modo, parte de la hoja de ruta de Castellano. De hecho, hay movimientos que parecen ineludibles, ya que están concretados en el memorando de entendimiento que suscribió Bruselas tras el rescate bancario, y por el que el banco gallego recibió 5.425 millones de euros.

Desinversiones

Es por ello que Banesco debe continuar con las desinversiones de activos en la entidad, al igual que ha asegurado que mantendrá el expediente de regulación de empleo en marcha, que fue aplicado a la plantilla el pasado febrero. “Hay que continuar con lo que estableció Bruselas”, aseguró este viernes.

El proceso de desinversiones afectaría, entre otros activos, a cartera de fallidos de NCG, el UGAS, por la que ya se interesaron varios fondos extranjeros cuando el FROB sopesaba subastarla por separado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad