Escotet, el banquero que conquistó Galicia en menos de un año

stop

El pasado diciembre Banesco comenzó su incursión en la comunidad, con la compra del Etcheverría

18 de diciembre de 2013 (20:03 CET)

En menos de un año, el presidente de Banesco, Juan Carlos Escotet, ha conquistado el sistema financiero gallego. En diciembre del año pasado su entidad, el primer banco privado de Venezuela, se hizo con el histórico Etcheverría. Menos de 24 meses después, consigue que el FROB le adjudique Novagalicia Banco mediante una polémica subasta en la que se ha enfrentado con pesos pesados como Caixabank o BBVA.

Cuando entró en el Etcheverría, Escotet anunció que su intención era que la entidad se convirtiese en nexo de unión de lo negocios entre Venezuela y Europa. Su crecimiento sería imparable, proclamaba. Sin embargo, nadie preveía que las ansias del empresario lo llevasen a hacerse, en menos de un año, con dos entidades gallegas, una de ellas con el 40% de la cuota de mercado de la comunidad, y a optar a una tercera.

Compró dos bancos y pujó por un tercero


Y es que, después de conseguir la mayoría accionarial del Etcheverría, Banesco participó junto con el Sabadell y el Banco Espiritu Santo en el proceso de privatización del Gallego, que finalmente fue ganado por la entidad catalana que preside Josep Oliu.

Cuando Banesco desembarcó en Galicia, la prensa venezolana indicó que Escotet quería hacer “la ruta de Colón”, pero al revés. Desde América, pretendía conquistar toda Europa. Su apuesta por la comunidad gallega no es casual.

Emigración gallega

Venezuela, es junto con Argentina y Suiza uno de los países con más gallegos en el exterior, y dentro de sus fronteras hay unos 750.000 españoles o descendientes de españoles. Escotet tiene raíces en Asturias y León, y buena parte de la cúpula de Banesco posee vinculos familiares con Galicia.

Prototipo de empresario venezolano hecho a sí mismo, cuenta la leyenda forjada en torno a su perona que Escotet comenzó como asistente de oficina en el banco que hoy preside y del que posee un 58%.

Opositor al chavismo

La figura del banquero también es famosa en Venezuela por ser un reconocido opositor al chavismo. El fallecido ex presidente lo tuvo siempre en el punto de mira. En varias ocasiones, aseguró que no ofertaba crédito a los productores agrícolas y llegó a amenazarlo con expropiar el banco.

Pero los problemas de Escotet en u país de origen no han sido impedimento para hacerse con el banco resultado de las dos históricas cajas gallegas. Hace justo una semana, cuando la mayoría daba casi por seguro que sería Caixabank la que se haría con Novagalicia, el empresario aseguraba: “Somos prudentes, pero creemos que se puede, y vamos a ganar”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad