Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, quiere hacer crecer el banco gallego. Foto: Abanca

Escotet confía en que Maduro levante la intervención de Banesco en agosto

stop

El propietario de Abanca destaca que la compra de la filial española de Caixa Geral será una nueva oportunidad para crecer

A Coruña, 25 de junio de 2018 (09:45 CET)

La intervención de Banesco tiene fecha de caducidad y Juan Carlos Escotet, su propietario y también máximo accionista de Abanca, confía en que el Gobierno de Nicolás Maduro finiquite el proceso "antes del próximo tres de agosto". A pesar de la convicción mostrada antes participar en la junta general de accionistas de Abanca, que se celebra este lunes en A Coruña, Escotet reconoce que el  decreto de intervención contempla una prórroga por varios meses más, aunque confía en que no se  active.

Escotet ha querido agradecer una vez más las gestiones del expresidente Rodríguez Zapatero ante Nicolás Maduro para que los directivos de Banesco encarcelados pudieran salir de prisión, y también ha resaltado las muestras de solidaridad recibidas. Escotet dejó la presidencia efectiva de Abanca cuando se llevó a cabo la intervención del  banco venezolano, para ocuparse personalmente de la crisis. Inicialmente, son tres meses los establecidos en el  decreto de intervención, que han coincidido con un proceso electoral en Venezuela.

"Morriña" por Abanca

"Por primera vez he sentido lo que es la morriña", ha asegurado el banquero  en alusión al tiempo que lleva en Caracas gestionando la  crisis de Banesco y lejos de la presidencia de Abanca, que espera retomar una vez se resuelva la situación. La entidad gallega aprobará las cuentas de 2017 en la junta general de este lunes, y Escotet ha querido resaltar no solo los buenos resultados del año pasado,  sino "el crecimiento por encima de los dígitos" que están mostrando los principales parámetros de Abanca en los seis primeros meses de 2018, "en línea con los objetivos que nos habíamos marcado".

Abanca se encuentra en plena digestión de la compra de la red portuguesa de Deutsche Bank, "un proceso que esperemos culmine a principios de 2019". A su vez, el banquero ha querido poner en valor la oportunidad para crecer que supondrá el proceso de subasta competitiva que ha abierto el Gobierno portugués sobre la red de Caixa Geral, que es público.

Abanca se encuentra entre la entidades que hasta ahora ha presentado ofertas no vinculantes por la red española de Caixa Geral, que es fruto de las uniones, en su día, de Banco Simeón y Banco de Extremadura. La filial española de Caixa Geral tiene  unas 110 oficinas y presencia en diversas comunidades. Escotet,en lo que denomina la "Operación Dragao", ha resaltado la oportunidad para crecer que representa la integración de esa red en el modelo de Abanca.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad