Escotet: "Abanca superará con holgura los test de estrés"

stop

El vicepresidente y propietario cifra en 14.000 millones, entre ayudas y saneamiento, el coste de la reestructuración de Novagalicia

Juan Carlos Escotet durante su intervención en la CEC | A Coruña

29 de julio de 2014 (23:11 CET)

Puesta de largo del propietario de Abanca ante los empresarios coruñeses. Y, de paso, demostración de solvencia de la entidad de la que es vicepresidente. Juan Carlos Escotet ha querido este martes despejar cualquier atisbo de duda y lanzar un mensaje de confianza en el futuro de Abanca al anunciar que "superaremos con holgura los test de estrés" que el Banco Central Europeo realizará el próximo otoño. El banquero venezolano, cómodo ante una nutrida representación empresarial capitaneada por Antonio Fontenla, presidente de la patronal coruñesa, ha apoyado con datos la fortaleza de la entidad, que en gran medida se deriva del fuerte saneamiento impuesto por Bruselas a la antigua Novagalicia.

De hecho, Escotet ha elevado hasta los 14.000 millones de euros, entre saneamiento y ayudas, el coste de la reestructuración de la entidad resultante de la fusión de las cajas, cuando hasta ahora la cifra habitual que se manejaba se situaba algo por encima de los 12.000 millones. "Estamos preparados", dijo, para asegurar que "somos una de las entidades con mayor solidez del sistema financiero español y, por supuesto, gallego". "Somos el banco español con mayor cobertura de crédito y el segundo si se trata de crédito dudoso", insistió.

Pruebas de solvencia


Y Escotet pasa a los datos para apoyar sus afirmaciones. Actualmente, el core capital (capital de máxima calidad) de Abanca se sitúa en el 12,2% si se tienen en cuenta los nuevos criterios de Basilea III. "Nuestro nivel de solvencia con Basilea II se sitúa en el 13,6%", ha dicho, para explicar que todo ello se justifica en gran parte por las imposiciones de Bruselas.

Entre esos requerimientos estaba una contracción del crédito que llevó a la entidad resultante de la fusión de las antiguas cajas a recortar en cinco años hasta un 55,1% su inversión crediticia a empresas, sin contar con el crédito promotor. En 2009, eran 22.723 millones de euros, que se rebajaron hasta los 10.203 millones en 2013. "La contracción al crédito llegó incluso a empresas como Inditex", ha apostillado para ilustrar la situación.

La posición de Abanca en el mercado gallego ha quedado clara a lo largo de su exposición. La entidad de la que es vicepresidente llega al 98% de la población de Galicia, tiene como clientes al 70% de las empresas y ahorradores, cuenta con una cuota de depósitos que ronda el 40% y sus oficinas representan el 33% del total de las sucursales de la banca en esta comunidad. "Podemos financiar nuestra cartera de créditos solo con los depósitos minoristas", zanjó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad