El visto bueno a la OPV de Banca Cívica se retrasa otra semana

stop

LA RECONVERSIÓN DE LAS CAJAS

El consejo de Banca Cívica

22 de junio de 2011 (23:39 CET)

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) no quiere ningún cabo suelto en la salida a bolsa de las cajas de ahorros. Está exigiendo la máxima información a las entidades para que sus folletos de colocación en el parquet sean impecables en forma y fondo. Fuentes cercanas a la operación aseguran que el organismo que preside Julio Segura ha exigido más información a Banca Cívica para dar luz verde al folleto.

Fuentes oficiales del grupo han confirmado a Economía Digital que la aprobación del texto imprescindible para que comience la oferta de acciones no será posible está semana y esperan que la que viene la CNMV dé luz verde a un documento que se encuentra ya en la quinta revisión.

El objetivo del grupo que preside Enrique Goñí es empezar a cotizar la segunda semana de julio y, como muy tarde, el día 18 de ese mes. Para ello es necesario que la operación tenga el visto bueno del supervisor bursátil como muy tarde el martes de la semana que viene. Si no fuera así, sería imposible sacar adelante la operación antes del próximo otoño con los inversores ya en pleno periodo vacacional.

Similar a Bankia


Por lo tanto, Cívica sigue el mismo camino que Bankia, que tampoco ha recibido el placet de la CNMV en la primera mitad de la semana, como se esperaba. El grupo que preside Rodrigo Rato espera que la operación sea aprobada el próximo lunes y empezar a cotizar el 13 de julio. Prevé colocar entre 3.000 y 4.000 millones de euros entre inversores particulares e institucionales.

Por lo tanto, los plazos se estrechan para los dos grupos, que se enfrentan a la necesidad de dar un salto al mercado en plena sobredosis de incertidumbre. La aprobación del plan de ajuste griego y el segundo rescate del país van a condicionar totalmente la evolución de las bolsas en las dos próximas semanas.

Más de 90 inversores

Banca Cívica ya se ha entrevistado con alrededor de 90 inversores para explicarles las bondades de la salida a bolsa. La mayoría de estos potenciales compradores de acciones son instituciones internacionales. Como en el caso de Bankia, están exigiendo importantes descuentos.

Esta semana, el copresidente del grupo, Antonio Pulido, ha asegurado que "Banca Cívica no está dispuesta a rebajar el precio de venta de sus participaciones, sino que está dispuesta a venderla en su justo precio, que lo tiene, en su justa medida". Cívica está poniendo sobre la mesa de inversores varios argumentos para defender su salida a bolsa: la capacidad de generar 800 millones de euros en sinergias hasta 2015 y que su core capital (capital básico) ya supera el 8% antes de la colocación.

El volumen de la salida a bolsa de Banca Cívica se sitúa entre los 800 y los 1.000 millones de euros. En el mejor de los casos, el grupo prevé colocar 500 millones entre inversores particulares y otros 500 entre inversores profesionales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad