El Tesoro logra su objetivo y capta 2.541 millones de euros en bonos

stop

SUBASTA

Íñigo Fernández de Mesa, secretario general del Tesoro

19 de abril de 2012 (12:15 CET)

La estrategia prudente del Tesoro le ha vuelto a funcionar este jueves en la última subasta de deuda. El Estado se puso como objetivo captar entre 1.500 y 2.500 millones de euros, una meta inferior a las colocaciones anteriores, que ha logrado sin grandes sobresaltos, incluso ha superado estas expectativas. En total ha captado 2.541 millones en deuda con vencimiento en 2014 y 2022.

La subasta ha tenido una fuerte demanda. Las peticiones de los inversores superaron en 2,8 veces la oferta y se ha situado en 7.100 millones de euros. Sin embargo, ha sido a unos tipos de interés más altos que en emisiones anteriores. La rentabilidad del papel a diez años se ha situado al 5,743% para cerrar con éxito la emisión.

Prueba de fuego

El Tesoro ha superado una auténtica prueba de fuego. Con la prima de riesgo por encima de los 400 puntos básicos y la desconfianza en España, el reto era mayúsculo al tratarse de una emisión a largo plazo en un momento muy delicado.

En concreto, el Tesoro ha colocado 1.116,37 de los 3.666,66 millones solicitados en bonos con cupón del 3,30% y vencimiento a 31 de octubre de 2014. En este papel, el Tesoro ha podido relajar el tipo medio al 3,463% desde el 3,495% de la anterior subasta.

Por otro lado, ha colocado 1.424,69 millones de los 3.442,69 solicitados por los inversores en obligaciones con cupón del 5,85% y vencimiento a 31 enero 2022. Sin embargo, en este caso, el Tesoro ha tenido que subir el tipo de interés medio al 5,743% desde el 5,403% registrado en la última emisión, mientras que el interés marginal ha escalado al 5,778% frente al 5,466% anterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad