stop

El Gobierno gallego prevé inyectar antes de 2019 otros 30 millones en Xestur; la gestora de suelo industrial acabará con números rojos de 12 millones este año

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Ethel Vázquez y Heriberto García Porto presentado el balance de ventas de suelo industrial en una imagen de archivo / Europa Press

en A Coruña, 22 de octubre de 2017 (04:55 CET)

La factura de la defectuosa planificación del suelo industrial y la proliferación de polígonos por territorio gallego sigue creciendo. Xestur, la entidad dependiente del Institugo Galego de Vivenda e Solo, continuará presentando números rojos al menos hasta 2019, pese a que las rebajas en la comercialización de suelo industrial y el fin de la recesión económica han conseguido reflotar su cifra de negocio.

El organismo, que controla algunos de los principales parques empresariales de la comunidad, como los de A Sionlla, Carballo, Morás o Mos; cerrará este ejercicio con pérdidas de casi 12 millones y continuará en números rojos en 2018, donde la Xunta prevé un resultado negativo de 10 millones, los mismos que perdió en 2016, según consta en el proyecto de ley de presupuestos para el próximo curso.

Pasados siete años desde la reestructuración realizada con Agustín Hernández al frente de Infraestructuras, Xestur continuará en números rojos

Xestur es el heredero de los antiguos Xestur provinciales, que acabaron quebrados por asumir expropiaciones costosas y urbanizaciones que, una vez estalló la crisis, no encontraron clientela. El precio es una dificultad arrastrada hasta hoy, pues las empresas encuentran terrenos en comercialización más competitivos en el norte de Portugal.

En 2013, los Xestur provinciales se fusionaron y pactaron una reestructuración de deuda con Agustín Hernández, ahora combativo líder del PP de Santiago, al frente de Territorio e Infraestructuras. Pasados nueve años de aquella operación, Xestur seguirá en pérdidas y asumiendo elevados costes financieros.

La Xunta prevé una inyección de 29,5 millones antes de 2019 para atender a los compromisos de deuda. Según consta en el proyecto de presupuestos, se realizará una aportación de 17,1 millones este ejercicio y de 12,4 millones el año que viene. En 2016 ya se ejecutó una ampliación de capital para inyectar otros 30 millones.

La Xunta inyectará 60 millones en Xestur en tres años para poder afrontar la amortización de deuda

La única nota positiva en la dinámica de Xestur está siendo la recuperación de la cifra de negocio, que el año pasado había vuelto a desplomarse hasta los 9 millones. Para el presente ejercicio, sin embargo, alcanzará los 29,8 millones y la previsión de ingresos para el año que viene es de 22 millones. El parque de A Sionlla, en Santiago, es el más activo, pues aportará 10 millones por venta de parcelas.

Las inversiones previstas para 2018 se centran, fundamentalmente, en el polígono de Morás (Arteixo), con una partida consignada de 15 millones, y en el Ofimático (A Coruña), donde se destinarán 2,5 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad