Ana Botín, presidenta del Santander. EFE

El Santander choca con los sindicatos en la digestión del Popular

stop

Las negociaciones para la homologación de las condiciones laborales de los trabajadores de Santander y Popular amenazan con finalizar sin acuerdo

A Coruña, 31 de mayo de 2018 (00:00 CET)

La dirección del Santander ha dado con un hueso duro de roer. Los sindicatos con los que negocia la homologación de las condiciones laborales de los trabajadores de Santander y Popular no están dispuestos a aceptar su propuesta para modificar el horario de trabajo de los gestores comerciales de las oficinas 'Smart red', lo que hace peligrar cualquier tipo de acuerdo.

Santander tenía hasta este miércoles para realizar algún movimiento que permitiese avanzar en las negociaciones. Ese era el plazo que le dieron a la entidad que preside Ana Botín los integrantes de la mesa de negociaciación en la reunión del pasado 18 de mayo.

"Estamos viendo si hay algún tipo de movimiento que nos pudiera permitir avanzar, que parece que no, porque han pasado diez días y no hay nada. Entendemos que son ellos los que tienen que 'mover ficha' y a día de hoy se mantienen en la línea de las cuatro tardes”, lamentan desde UGT.

Cambio horario

Esas cuatro tardes a las que hacen mención son las que el Santander pretende que trabajen un determinado número de empleados a la semana sin que ninguna sucursal abra sus puertas, una opción que el sindicato considera “inviable”. Desde el UGT insisten en que el banco no ha realizado ningún movimiento para alcanzar un acuerdo sobre este cambio horario del que, en este momento, depende el futuro de la negociación.

Los representantes de los trabajadores siguen, por tanto, a la espera de que la dirección de la entidad vuelva a convocar la mesa para hacer alguna propuesta que permita avanzar hacia un acuerdo que garantice las mejores condiciones para toda la actual plantilla del banco, que suma unos 35.000 trabajadores o, en su defecto, dar la negociación por cerrada.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad