El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, en la presentación de resultados. Su banco es el que ha obtenido mayores beneficios. EFE-Zipi

El Santander activa el plan de despidos en Galicia tras absorber el Pastor

stop

¡Banco Santander convoca a los sindicatos el viernes para abordar la reestructuración, que afectará primero a los servicios centrales y después a las oficinas

Economía Digital Galicia

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, en la presentación de resultados. Su banco es el que ha obtenido mayores beneficios. EFE-Zipi

en A Coruña, 31 de octubre de 2017 (06:00 CET)

Banco Santander prepara las tijeras. El proceso de estabilización e integración del Popular, entidad que compró por un euro, dará paso al augurado ajuste de la red y la plantilla para corregir duplicidades. Galicia es uno de los focos de tensión, debido al arraigo del Pastor en la comunidad, con unas 200 sucursales y 1.422 trabajadores. A estos hay que sumar una plantilla de 900 profesionales que despliega por el territorio la entidad que preside Ana Botín.

Como las duplicidades son evidentes, el Santander se ha puesto manos a la obra. El próximo viernes ha convocado a los sindicatos del Pastor para abordar la reestructuración tras la absorción del Popular. El banco, a preguntas de este medio, ni siquiera ha querido confirmar la reunión.

Primero servicios centrales, después cierre de oficinas

El plan de Botín pasa por acometer un primer ajuste en los servicios centrales, donde entre las dos entidades suman unos 7.500 trabajadores, según fuentes sindicales. El recorte podría forzar un millar de salidas, aunque en la entidad, reacia a ofrecer datos, matizaban que dependerá de la marcha de las negociaciones.

En la presentación de resultados del Santander, el consejero delegado, José Antonio Álvarez, señaló que el ajuste de la red y la plantilla quedarían para un segundo momento, “una vez finalizada la integración tecnológica”, lo que podría alargarse hasta finales del año que viene. Sin embargo, fuentes financieras matizan que el tijeretazo podría producirse antes.

Es en este contexto en el que enmarcan la apertura de negociaciones con los sindicatos. El Santander pretende que la propia marcha de las negociaciones defina el ajuste, tratando de evitar demasiada conflictividad. El propio convenio del Popular obliga a que en procesos de reestructuración se produzca un procedimiento previo y “limitado en el tiempo de negociación con las representaciones sindicales”, enfocado a ofrecer la “información suficiente y pertinente” a las centrales.

Santander: El último ajuste realizado por Ángel Ron 'quemó' prácticamente todas las prejubilaciones posibles en el Pastor

El propio convenio exige el compromiso de “negociar de buena fe” y priorizar medidas de flexibilidad o de modificación sustancial de las condiciones de trabajo, antes de la aplicación de un ERE. Sin embargo, la plantilla del Pastor tiene poco margen. El último ajuste realizado por Ángel Ron en plena crisis del Popular exprimió la opción de las prejubilaciones en Galicia.

La apuesta de los sindicatos para preservar el empleo y salvar las duplicidades es la continuidad de la marca Pastor, que en realidad quiere decir la continuidad del modelo de negocio de manera paralela al del Santander, conservando así a la actual plantilla. El banco mantiene abierta la posibilidad de mantener la marca aunque, según las mismas fuentes, lo más probable es que acabe integrando ambas, Pastor y Popular, en la enseña del Santander.

La portavoz de la CIG en el Pastor, Rosa Conde, aseguraba este lunes que la carga de trabajo es elevada en las oficinas, razón por la que entendía que sería contraproducente reducir más la plantilla. La posición de los sindicatos será rechazar cualquier propuesta de despido. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad