El Sabadell lanza un nuevo depósito ligado a Iberdrola e Inditex

stop

La nueva propuesta de la entidad está ligada al comportamiento en bolsa de estas empresas, por lo que la rentabilidad puede llegar a reducirse hasta el 0,05%

Sede del Banc Sabadell en Barcelona.

Barcelona, 04 de junio de 2016 (11:22 CET)

El Banco Sabadell acaba de estrenar una nueva edición de su depósito estructurado Acciones Up, en este caso ligado a los valores de Iberdrola e Inditex. El plazo de la imposición es de 15 meses y persigue una rentabilidad objetivo del 0,90 % TAE que, no obstante, podría reducirse hasta el 0,05 % si los activos subyacentes no se comportan favorablemente.

La nueva propuesta del Sabadell tiene el capital garantizado y puede contratarse desde 600 euros hasta el próximo 29 de junio. Para calcular la rentabilidad final se comparará el precio que tuviesen las acciones en la fecha de referencia inicial con el valor que tengan en la fecha de observación final.

En el caso de que el nivel de las acciones haya subido o se haya mantenido igual, la rentabilidad será del 0,90 % TAE. Sin embargo, si alguna de las dos acciones o ambas pierde valor, la remuneración acabará siendo del 0,05 % TAE, una cifra que no se conocerá hasta pasados los 15 meses que dura la imposición.

Lejos de los mejores plazos fijos

El Depósito Acciones Up 15 no admite la cancelación anticipada. Una desventaja que, sumada a la rentabilidad variable, puede restarle atractivo a la nueva oferta del Sabadell. Si bien ofrece una remuneración máxima muy superior a la media, por otra parte no llega, ni de lejos, a la que ofrecen los mejores depósitos del momento que alcanzan hasta el 3 % TAE.

Tres ejemplos serían el Depósito Self al 3 % de Self Bank con un plazo de tres meses, disponible solo hasta el próximo 15 junio, el Depósito de ING Direct al 1,50 % por dos meses o el Depósito a 14 meses de bancopopular-e al 0,90 % TAE. Es decir que aún se pueden conseguir opciones atractivas de ahorro con la rentabilidad garantizada desde el minuto uno y con total disponibilidad.

La ventaja de los plazos fijos tradicionales frente a los estructurados es que los primeros sí tienen la rentabilidad garantizada desde el principio mientras que en los segundos es variable y hasta el vencimiento no se sabe cuánto se va a ganar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad