El Sabadell cierra la compra del Gallego y ofrece canjear preferentes por obligaciones convertibles en acciones

stop

Plantea una vía alternativa a la del FROB con la que los tenedores de híbridos podrán recuperar casi la totalidad de su inversión

Josep Oliu, presidente de Banc Sabadell, y una oficina de Banco Gallego

30 de septiembre de 2013 (22:01 CET)

Banco Sabadell y FROB ultiman los pasos finales para cerrar la compra de Banco Gallego por parte de la entidad catalana. Los flecos que restaban pasaban por una ampliación de capital en el banco gallego suscrita por el fondo de reestructuración bancaria y por la “gestión” de preferentes y subordinadas.

La ampliación de capital se ha activado, pero la principal novedad es que la entidad catalana ofrece una alternativa a la estipulada por el FROB a los preferentistas, con la que podrán recuperar la mayor parte de su inversión. La opción se basa en el canje de híbridos por obligaciones convertibles en acciones del Sabadell.

Ampliación de 245 millones

Según un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), tal y como estaba pactado, la comisión rectora del fondo de reestructuración bancaria ha acordado ampliar el capital social de Banco Gallego en 245 millones de euros, “para proceder al cumplimiento de las condiciones suspensivas contenidas en el contrato de compraventa suscrito entre el FROB y Banco Sabadell”. La cantidad se abonará entre los días 4 y 7 de octubre.

No obstante, otro de los condicionantes del contrato de compra obligaba a llevar a cabo “acciones de gestión de instrumentos híbridos de capital y deuda subordinada de Banco Gallego”, en base a los mandatos dictados por Bruselas. El proceso afecta a siete emisiones de productos híbridos por un importe de 174,2 millones de euros.

El recorte del FROB o la alternativa

Las directrices del FROB pasan por “un recorte forzoso en el nominal de cada emisión”, es decir, aplicar fuertes quitas a los tenedores de preferentes y subordinadas. Lo mismo que ha ocurrido con otras entidades nacionalizadas, como NCG.

No obstante, en este caso, Banco Sabadell ofrece una alternativa. La entidad que preside Josep Oliu ha comunicado a la CNMV que planteará a los clientes del Gallego con subordinadas y preferentes una segunda opción con la que podrán recuperar casi la totalidad de su inversión inicial. Se basa en ofrecer a los tenedores de híbridos un canje por obligaciones convertibles en acciones del Sabadell.

Las opciones

En la práctica, las opciones de los preferentistas de Banco Gallego son dos en estos momentos. La primera es la de acogerse al recorte forzoso que ordena el FROB, y que incluye la reconfiguración de estos valores como renta fija senior, es decir, con una rentabilidad invariable.

La vía del Sabadell, a priori, parece mucho más atractiva. Pasa por la recompra de los productos por parte del Gallego con la obligación de destinar el efectivo a la suscripción de convertibles. La entidad de Oliu sostiene que la rentabilidad para quienes opten al plan alternativo será del 5% nominal actual, mientras que si optan por la renta fija del Gallego obtendrán unos réditos del 2% anuales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad