El PSOE detecta un "despilfarro" de 100.000 euros en servicios para la Tall Ships Race

stop

Acusan al alcalde de A Coruña de gastos "irregulares" en hoteles de cinco estrellas y fuegos artificiales

Carlos Negreira, alcalde de A Coruña, con el presidente Feijóo

06 de diciembre de 2012 (18:19 CET)

El Grupo Municipal Socialista ha acusado al alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, de "despilfarrar más de 100.000 euros" en la contratación de diferentes servicios en el marco de la Regata de Grandes Veleros. En concreto, los socialistas aluden a 20 facturas, en las que se incluyen gastos en "alojamientos en un hotel de cinco estrellas y comidas".

A través de un comunicado, el PSdeG coruñés ha asegurado que este "despilfarro se han tramitado, además, de forma irregular y con disconformidad de la Intervención Municipal, porque la contratación ha sido posterior a la prestación del servicio".

Una fórmula a la que, según han denunciado, "está recurriendo el regidor herculino para ocultar su chapucera gestión y aquellos gastos que no se corresponden con su discurso de falsa austeridad que pregona". Así, han criticado que mientras Negreira "aprieta el cinturón a los coruñeses con subida de impuestos" y "con más recortes sociales", gestiona "de forma irregular eventos como la Regata".

Otros gastos

En concreto, han acusado al regidor de "pagar con disconformidad de Intervención 6.500 euros por una cena de capitanes en el Real Club Náutico"; "más de 9.000 euros por unos fuegos artificiales, que se celebraron al margen de la batalla pirotécnica naval", así como "un total de 10.000 euros por el alojamiento y desayuno en un hotel de cinco estrellas de diferentes personas".

"Mientras que el gobierno de Negreira presume de austeridad y ahorro en publicidad, no ha tenido reparo en pagar más de 16.000 euros por un vídeo promocional de la Regata y otros 21.000 euros por un dossier de prensa por los tres días que los veleros estuvieron en la ciudad", han reprochado los socialistas.

Por último, han asegurado que "el resto de facturas hasta superar los 100.000 euros se refieren a la contratación de juegos infantiles, vigilancia, megafonía y otros servicios menores, que en todo caso se prestaron sin que mediase ni concurso público ni contrato formal entre el Ayuntamiento y las empresas prestadoras de servicios".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad