El Popular necesita 2.500 millones de manera urgente

stop

La entidad amplía capital por la mitad de lo que vale en bolsa para cubrir los impactos regulatorios y el agujero de las cláusulas suelo, cuantificados en 4.700 millones

El presidente de Banco Popular, Ángel Ron

Madrid, 26 de mayo de 2016 (08:44 CET)

De manera urgente, el consejo de administración del Banco Popular ha tomado la decisión, avalada por la junta de accionistas del pasado 11 de abril, de pedir a sus accionistas que cubran una ampliación de capital de 2.505 millones de euros para hacer frente a los significativos impactos, de unos 4.700 millones de euros, que van a suponer las nuevas medidas regulatorias del Banco Central Europeo (BCE) y la sentencia de las cláusulas suelo que obligará a devolver las cantidades de más a los clientes.

La ampliación va a suponer todo un ejercicio de compromiso por parte de los accionistas, ya que tendrán que comprar los algo más de 2.000 millones de acciones nuevas a un precio de 1,25 euros (0,50 de nominal y 0,75 de prima), un 47% por debajo de lo que el banco cotizaba al cierre de la jornada de ayer miércoles 25 de mayo. 

El banco explica, en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que con los recursos obtenidos pretende reforzar su modelo de negocio comercial y minorista, y "aprovechar las oportunidades de crecimiento que el entorno ofrezca". 

El Popular tiene como objetivo que este capital adicional e permita acelerar la desinversión en el negocio inmobiliario, cuantificado en 15.000 millones menos entre 2016 y 2018. 

La situación comprometida de la entidad presidida por Ángel Ron podría llevar a la suspensión temporal del dividendo de materializarase las nuevas provisiones por activos ligados al ladrillo y la entidad entra en pérdidas. No obstante, la previsión, en todo caso, es pagar en 2018 un pay out del 40% en efectivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad