El plan de Escotet: duplicar la inversión crediticia este año

stop

El propietario de Abanca se marca como objetivo para 2016 triplicar los beneficios de la entidad

Escotet, flanqueado por Javier Etcheverría y Francisco Botas | EFE

30 de julio de 2014 (23:01 CET)

Zapatero a sus zapatos, dijo graficamente Juan Carlos Escotet ante un nutrido grupo de empresarios coruñeses para ilustrar la vuelta a los orígenes del negocio minorista de Abanca. ¿Y qué horma ha elegido el vicepresidente y principal accionista de la entidad? Según los planes expuestos, a los que ha tenido acceso Economía Digital, el objetivo es duplicar la inversión crediticia este año, hasta los 3.446 millones de euros, frente a un volumen de créditos de 1.460 millones con los que la entonces Novagalicia cerró 2013.

Esos 3.446 millones de inversión este año forman parte del grueso de 12.000 millones de financiación que se ha marcado el banquero venezolano para los próximos tres años. En 2015, según el documento presentado en el encuentro con la patronal coruñesa, serán 4.463 millones los destinados a prestar a familias y empresas, para estabilizarse en los 4.217 millones en 2016.

Proyecciones de beneficio y solvencia

Los 150 millones de euros de beneficio antes de impuestos que prevé obtener Abanca al cierre de este año se elevarán hasta los 478 millones en el umbral de 2017. Por tanto, según lo expuesto por Escotet, el objetivo es triplicar el BAI en tres años. Todo ello, manteniendo unos holgados niveles de capitalización. El índice de solvencia de Abanca, actualmente situado en el 12,1% con los criterios de Basilea III (un 13,6%, con Basilea II), se elevará hasta el 15,4% (Basilea III) y 16,8% (Basilea II) en tres años.

De acuerdo con el detalle de los planes de Abanca expuestos por Escotet, el circulante ha crecido en 57 millones de euros en el segundo trimestre de este año, frente a una caída de 3.750 millones acumulada en los tres años precedentes. "Hemos ganado 1,1 puntos de cuota de mercado de crédito en el primer trimestre del año", aseguró el banquero, para explicar que otro de los objetivos es que la nueva financiación específica para empresas alcance los 8.300 millones en tres años.

Escotet también adelantó algunos datos del cierre de junio de la entidad. Por ejemplo, la liquidez de Abanca, entendida como el porcentaje de créditos financiados con depósitos minoristas, alcanza el 98%, mientras que el grado de eficiencia (gastos de explotación sobre activos totales medios) se situó en el 0,95%. Para ilustrar la posición de liquidez de Abanca, el documento presentado señala que la entidad dispone de activos líquidos por importe de 8.639 millones, que cubren 1,22 veces los vencimientos de deuda de la entidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad