El Pastor encaja el ERE del Popular tras duplicar los beneficios en un año 

stop

La entidad, integrada desde 2012 en el grupo que dirige Ángel Ron, ganó casi 40 millones el año pasado, aunque perdió volumen de negocio 

Ángel Ron, ya ex presidente del Banco Popular | EP

en A Coruña, 21 de septiembre de 2016 (04:20 CET)

El tijeretazo de Banco Popular impactará con fuerza en Galicia, donde la entidad ha comunicado a los sindicatos que prevé unas 450 salidas de trabajadores, priorizando las prejubilaciones, así como la fusión de algunas oficinas y la reducción del horario de apertura en las sucursales ubicadas en el rural.

La fuerte implantación en territorio gallego del banco presidido por Ángel Ron se debe a la absorción del Pastor, quien aporta 225 de las 259 oficinas que tiene el grupo en la comunidad, con un negocio claramente enfocado a la banca minorista.

Crecimiento de márgenes y de beneficio

De hecho, en el proyecto de integración presentado en 2011 por el banco preveía colocarse como segunda entidad financiera en Galicia por cuota de mercado, por detrás de Novacaixagalicia. Y lo cierto es que la evolución en la comunidad, a pesar del ERE, ha ido por buen camino.

Banco Pastor SAU, creada en 2013 tras la integración para concentrar todo el negocio del Popular en Galicia, duplicó beneficios en el último ejercicio, presentando un resultado positivo de 39,8 millones frente a los 21,8 millones de 2014. Si se miran los beneficios antes de impuestos, ascienden a 56,9 millones (27,1 en 2014), mientras que el resultado de explotación se multiplicó por cinco: 13 millones en 2014 y 65,2 millones en 2015.

Menos crédito y activos

Pocas dudas dejó el Pastor en su balance sobre su rentabilidad. El margen de intereses, la diferencia entre los productos y los costes financieros, creció el año pasado un 4,2%, mientras que el margen bruto aumentó 3,7% respecto a 2014.

Sin embargo, el tamaño del banco se redujo. El volumen de activos cayó un 5,7%, hasta los 11.581 millones, incluyendo un descenso de los recursos de clientes en balance, que sumaban 8.792 millones tras una disminución del 5,5%. El crédito a clientes alcanzaba a cierre de ejercicio los 5.148 millones, un descenso del 4%. 

Un recorte del 25%

A pesar del balance positivo, la dirección del Popular plantea un recorte ligeramente superior en Galicia, pues las 450 bajas equivaldrían al 25% de la plantilla, frente a las 3.000 salidas en el conjunto del grupo, en torno al 22% de los trabajadores. Según CC.OO., hay en torno a 250 trabajadores que podrían prejubilarse en la comunidad, lo que forzaría a 200 despidos.

El ERE está todavía pendiente de la negociación con los sindicatos, por lo que es previsible que el número de salidas se reduzca. Junto a esta medida, habrá fusiones de oficinas y reducción de horarios en las ubicadas en el rural, que incluso podrían abrir solamente unos días a la semana.

Prejubilaciones

En la integración del Pastor, el Popular ya había aplicado un plan extraordinario de prejubilaciones que afectó en 2012 a 810 empleados, de los que 348 eran de Banco Pastor.

Con el actual ajuste, la entidad podría ahorrarse unos 175 millones anuales. El gasto en personal del Pastor, incluídas coberturas sociales, ascendía a cierre de 2015 a 72,3 millones.

El Popular mantenía a esa misma fecha una cuota de mercado en Galicia del 22%, según consta en la memoria de ejercicio de Banco Pastor.  
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad