Espacio de coworking en la oficina madrileña de Marqués de Salamanca del Santander

El nuevo plan de Botín para reforzar la marca Santander

stop

El banco, que decidió integrar todas sus cabeceras bajo la marca única del Santander, impulsa espacios de coworkink para atraer público a sus oficinas

Economía Digital Galicia

Espacio de coworking en la oficina madrileña de Marqués de Salamanca del Santander

en A Coruña, 15 de abril de 2018 (19:41 CET)

Banco Santander ha comenzado a transformar parte de sus oficinas para habilitar espacios de coworking destinados tanto a clientes como a no clientes de la entidad. La iniciativa tiene como objetivo reforzar la imagen de la marca Santander, una vez que el equipo de Ana Botín decidió que en un periodo de alrededor de dos años todas sus cabeceras se integrarán en la marca principal del grupo financiero.

La presidenta de la entidad defendió en varias intervenciones públicas la necesidad de “lograr que los clientes quieran venir al banco”, en lugar de que “tengan que venir al banco”. En esa filosofía se enmarca el nuevo plan para abrir las oficinas y poner a disposición del público salas equipadas con wifi, proyectores, mesas modulares y sofás, entre otras facilidades, de forma gratuita.

Ya en marcha en Madrid y Barcelona

Por el momento, las oficinas de Santander en la Plaza del Marqués de Salamanca 3 de Madrid y en el Paseo de Gracia 5 de Barcelona son las únicas que cuentan con estos espacios de coworking, pero el plan del banco, aún en desarrollo, es impulsar el proyecto a través de su red de 500 oficinas Smart Red, de corte más moderno y tecnológico.

Se trata, además, de un modo de mejorar la reputación que percibe la sociedad de la entidad financiera, que no obtendrá una rentabilidad inmediata, o tangible, con esta medida. "Poner un espacio a disposición de la gente es un servicio social", afirman desde Santander.

Los servicios

Tanto jóvenes como emprendedores, autónomos o profesionales de cualquier sector podrán acceder a estos espacios para trabajar, mantener reuniones, hacer cursos de formación o networking. Además, el banco cántabro celebrará diversas actividades en estas oficinas, como cursos, eventos o acciones culturales. Atraer al público joven, uno de los retos que afronta el sector, y cambiar el enfoque de las sucursales, que necesitan transformarse por la irrupción de la banca digital, son las metas que persigue la entidad.

La semana pasada el banco utilizó las oficinas Smart Red de siete ciudades españolas para reunir a autónomos de todo el territorio nacional y explicarles su nueva estrategia comercial para este segmento, en el marco del inicio de la comercialización de la nueva cuenta Cuenta 123 Profesional entre otros proyectos.

Asesoramiento al cliente

Además de un intento de incrementar la afinidad hacia la marca Santander, este proyecto del banco cántabro persigue reducir la transaccionalidad, convirtiendo la oficina en un centro de asesoramiento al cliente.

A finales de 2015 Santander inauguró en Madrid la primera sucursal Smart Red, en la calle Cea Bermudez, en el marco de un proceso de transformación sus oficinas que pretende mejorar la experiencia del cliente integrando los canales digitales en los espacios tradicionales.

La introducción de espacios de coworking en sus oficinas supone un paso más en la transformación de Santander, que se suma a la tendencia de desarrollar espacios colaborativos.

"El reflejo de una nueva sociedad"

Según los datos de la entidad, el número de lugares habilitados para coworking casi se duplica cada año y las proyecciones apuntan a que para 2020 existirán unos 30.000 a nivel mundial.

"Es el reflejo de una nueva sociedad, que busca espacios flexibles y cómodos en los que poder relacionarse e intercambiar ideas y proyectos", apuntan desde Santander, entidad que recientemente remodeló su imagen corporativa para adaptarse a los nuevos tiempos.

Hemeroteca

Santander
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad