El naval gallego cierra otro año bajo mínimos de actividad

stop

Los buques de Pemex alivian el balance de la comunidad, que supera a Asturias en cartera de pedidos, pero está todavía muy lejos de los astilleros vascos

Trabajadores de Navantia en Ferrol reclaman carga de trabajo | EFE

A Coruña, 06 de diciembre de 2014 (12:44 CET)

El sector naval gallego ha recuperado la actividad comercial. Es una opinión generalizada entre los expertos del sector. Se mantienen conversaciones, se opta a contratos, se negocia ya no como una simple formalidad, sino con serias opciones de lograr pedidos. Pero se está tardando mucho en pasar de las palabras a los hechos. El último informe del Ministerio de Industria deja claro que, a pesar del aterrizaje de los buques de Pemex, los astilleros gallegos tendrán que esperar para confirmar la esperada recuperación.

En los primeros nueve meses del año, registra cuatro contratos en la comunidad, incluidos los flóteles de la petrolera mexicana en Barreras y Navantia Ferrol. A estos habría que sumar el de Freire con una armadora noruega, Prestfjord Havfiske, para construir un pesquero congelador de arrastre, y uno más que el astillero asturiano Armón construye en Vigo. La cartera de pedidos alcanzó a cierre de septiembre los 86.379 CGT (Compensated Gross Tonnage), el 30% de la cartera total de los astilleros españoles. Galicia supera de esto modo a Asturias (23%) en cartera de pedidos, que sigue liderando el País Vasco con el 47% del total.

La parálisis persiste

Algo de luz para el futuro. Y buena falta hace. En lo que va de curso, la actividad sigue bajo mínimos. Con los datos cerrados en septiembre, los astilleros gallegos mantenían un índice de actividad ponderada de 14.372 CGT, con una botadura, dos puestas de quilla (otra vez Pemex) y otras dos entregas. Es poco. Constituye solamente el 13% de toda la actividad registrada en astilleros españoles.

Tanto el País Vasco como Asturias multiplican por más de tres la actividad naval gallega. Los astilleros vascos, en concreto, abarcaron el 42% del total, con 6 puestas de quilla, 9 botaduras y 8 entregas. Los asturianos, por su parte, lideraron el sector, con una actividad ponderada equivalente a 48.391 CGT (Galicia se situó en los 14.372), en los que se engloban 15 puestas de quilla, 14 botaduras y 16 entregas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad