El naval asturiano adelanta a Galicia en producción y pedidos en cartera

stop

En los nueve primeros meses del año los astilleros gallegos no cerraron ningún contrato, frente a los ocho del País Vasco y los nueve de Asturias

Manifestación en Vigo en contra de la devolución del 'tax lease' / EFE

01 de diciembre de 2013 (04:44 CET)

En la industria naval del Estado hay tres comunidades claramente dominantes, que concentran la mayoría de la actividad: Galicia, País Vasco y Asturias. Desde el año pasado, el líder del sector han sido los astilleros vascos, una posición que tradicionalmente ocupaba la comunidad gallega. En el año 2010, por ejemplo, Galicia logró seis nuevos contratos que representaron un peso del 41% en la cartera de pedidos en el Estado. El País Vasco, con diez nuevos contratos, solo alcanzaba un 34% de CGT (la medida empleada para calcular la carga de trabajo), y se situaba a la zaga de Galicia.

Tres años después, la situación ha dado un vuelco. El parón del naval gallego lo ha llevado a competir con la hasta ahora tercera potencia, la Asturias impulsada por Armón, y a alejarse del liderato. Según los datos de la Gerencia del Sector Naval, un organismo dependiente del Ministerio de Industria, los astilleros gallegos no han sumado un solo nuevo contrato en los nueve primeros meses del año.

En consecuencia, el peso de su cartera de pedidos se devalúa progresivamente. Se situó en octubre en el 24% (un 17% menos que en diciembre de 2010), por detrás de la comunidad asturiana (un 36%) y del País Vasco (un 40%). En el sector esperan que la entrada de la petrolera Pemex en Barreras traiga bajo el brazo nuevos contratos para aliviar al naval gallego, que ha destruido miles de empleos en los últimos años.

Diez pedidos en cartera

Las cifras no engañan. En este periodo la industria naval de Asturias logró nueve contratos, mientras que los astilleros vascos se quedaron en ocho. Para Galicia fueron nueve meses en blanco.

En los astilleros gallegos quedaban en octubre diez pedidos pendientes de entregar. Ese es el estrecho margen de maniobra, la carga de trabajo que evita que queda. No es mucha. En el cierre de 2012, por ejemplo, los encargos en cartera eran 13, mientras que en 2010 duplicaban el número actual, alcanzando los 20. Solo hace dos años, en 2011, la industria naval gallega se situó en una cifra tan baja.

La comparativa con las otras comunidades vuelve a situar a Galicia en la medalla de bronce. Asturias tiene 28 pedidos en cartera y el País Vasco 18.

Bajón en la actividad

La Gerencia del Sector Naval también mide la actividad de los astilleros por comunidades durante el año en base a las puestas de quilla, botaduras y entregas. También este aspecto refleja el parón del sector naval gallego y la pérdida de competitividad respecto a vascos y asturianos.

En 2010 y 2011, los astilleros de la comunidad concentraron más del 40% de la actividad registrada en el Estado, manteniéndose como líder del sector. El bajón llegó el año pasado. Galicia alcanzó un 29% de la actividad del Estado, por encima de Asturias (17%) pero muy lejos del País Vasco (38%).

En el año en curso, los astilleros gallegos calcan las mismas cifras. Acapararon hasta octubre en el 29% de los trabajos realizados en el conjunto de las comunidades. Sin embargo, Asturias está ya en el 28%, mientras que el País Vasco se mantiene por encima con el 41%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad