El juez desestima la demanda de un grupo de accionistas contra el Banco Gallego y el FROB

stop

Perdieron su participación en la operación acordeón que precedió la subasta de la entidad

23 de abril de 2014 (01:38 CET)

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña ha desestimado la demanda interpuesta contra el Banco Gallego y el FROB por un grupo de accionistas minoritarios, que consideraban lesionados sus "intereses" en el proceso de venta de la totalidad de las acciones de la entidad, adquirida por Banco Sabadell.

En un auto, considera que está acreditado que "la venta de la totalidad de las acciones de Banco Gallego era más respetuosa con los principios de reestructuración que la alternativa de la liquidación de la entidad".

Sin perjuicio para el interés social


Por otra parte, frente a las tesis defendidas por este grupo de accionistas, afirma que "no está probado la adopción de acuerdos que lesionen el interés social, en beneficio del Estado español, fundamentalmente, por medio del FROB y NCG Banco", añade.

En la misma línea, tampoco considera que los acuerdos aprobados en la Junta General de 29 de enero de 2013 --y de los que los demandantes pedían su nulidad-- "hayan redundado en beneficio de un tercero (Banco Sabadell) y en claro perjuicio para el interés social", remarca.

Impugnación

El fallo tiene su origen en la demanda presentada, en 2013, por el Grupo Paramus SL --que representaba el 17,61% del capital social del Banco Gallego-- y la de otros accionistas minoritarios contra la entidad y por la que se impugnaban los acuerdos adoptados en la Junta General celebrada en enero de ese año. En el proceso, también figuraba como parte demandada el FROB.

En la citada Junta, se acordó la reducción del capital social "a cero y la simultánea amplicación del capital", recuerda el fallo, una decisión en la que, según los demandantes, se vulneró "el derecho de información de los socios" y se lesionó su "interés social".

Operación acordeón

Frente a sus tesis, el Juzgado entiende que no existe "sustento probatorio alguno que avale la afirmación de que en la 'operación acordeón' se articuló una maniobra para la expulsión del banco de los accionistas minoritarios, de manera que el FROB pudiese proceder a la venta de NCG Banco".

Por otra parte, recuerda que, en noviembre de 2012, el Banco de España comunicó que se había acordado el Plan de Resolución de NCG Banco y del Banco Gallego y que fue, en estas condiciones, cuando el consejo de administración propuso la citada reducción del capital social.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad