El Ibex se desploma mientras los bonos saltan vuelan hasta los niveles de 1997

stop

EUROPA, EN CRISIS

Inversores en la Bolsa de Madrid

11 de julio de 2011 (16:48 CET)

No va más. El diferencial entre la deuda española y la alemana supera los 330 puntos básicos, un nivel máximo histórico que sitúa a los mercados españoles en situación límite. Las incertidumbres sobre el rescate de Grecia y la tensión creciente en Italia han provocado un ataque de pánico entre los inversores, que se están deshaciendo a toda prisa de sus acciones y de sus bonos.

Los mercados han reaccionado con pánico al anuncio de la reunión de urgencia que están celebran los líderes europeos con el principal temor de que Europa no está preparada para asumir ayudas multimillonarias a Italia. El rescate de la tercera economía europea podría suponer un desembolso de un billón de euros, muy lejos de las posibilidades de las arcas de la Europa de la moneda única.

La situación es poco menos que insostenible. La rentabilidad de los bonos italianos se ha disparado por encima del 5,5% y la prima de riesgo marca nuevos máximos que superan los 290 puntos, muy por encima de los 244 a los que terminó el viernes después de un durísimo ataque especulativo contra los activos transalpinos.

En España, el efecto contagio ha sido inmediato. Los bonos -cuya rentabilidad es inversa a su precio- rentan ya más de un 5,9%, el nivel más alto desde 1997, y el Ibex pierde un 3,5% y cae por debajo de los 9.600 puntos con los bancos otra vez muy tocados. Bankinter, Popular, Sabadell, BBVA, Santander y CaixaBank lideran los números rojos con pérdidas superiores al 4% que arrastran al Ibex a su peor caída del año.

En este estado de histeria esperan los mercados el resultado de la reunión de emergencia que ha convocado el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Se discute sobre cómo conseguir el segundo paquete de rescate para Grecia. Pero, sobre todo, se debate cómo frenar el durísimo ataque contra Italia.

Los analistas son escépticos con el impacto de la reunión. “Vemos muy posible que el flujo de noticias continúe siendo contradictorio y reiteramos que el sesgo de los inversores se mantendrá negativo mientras no se alcance una solución más duradera al problema de deuda pública europea”, aseguran en Renta 4. A la vez, recuerdan que todo el sector financiero “seguirá siendo presa de la volatilidad hasta que el viernes se publiquen los resultados de los test de estrés”.

¿Rescate de Italia?

“El actual fondo de rescate de la Unión Europea no es suficientemente grande para proteger a Italia porque nunca fue diseñado para eso”, aseguran en Oddo Securities. La realidad es que esta posibilidad justifica todos los temores de los inversores. Italia es la tercera mayor economía de la zona euro, con una deuda pública que casi triplica a la española.

La situación es tan dramática que Italia ha tenido que introducir medidas extraordinarias para frenar las ventas al descubierto, las más especulativas. De momento, las medidas no han tenido impacto alguno. El sector bancario está siendo de nuevo el más castigado ante la sospecha creciente de que va a necesitar nuevas inyecciones de capital.

Dinero para Bank of Ireland

En pleno ataque de nervios por la situación de los mercados periféricos, la Comisión Europea ha aprobado de manera temporal una inyección de hasta 5.350 millones de euros a la entidad Bank of Ireland por parte de las autoridades irlandesas.

Bruselas ha tomado esta decisión por considerar que esta recapitalización es necesaria para afianzar la solvencia de la entidad y mantener la confianza en los mercados financieros irlandeses, aunque la aprobación final está sujeta al envío de un nuevo plan de reestructuración de la entidad, previsto para finales de julio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad