El Ibex recupera los 8.000 puntos al calor de los eurobonos

stop

EUROPA, CONTRA LA PARED

Un inversor en la bolsa de Madrid

14 de septiembre de 2011 (18:46 CET)

Tras dos jornadas en la cuerda floja, el Ibex 35 se ha anotado este miércoles una subida del 2,7% que le ha permitido recuperar la cota de los 8.000 puntos. Un paso adelante que da al calor de las palabras del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que ha abierto la puerta a la emisión de eurobonos. La posibilidad de emitir deuda de la UE ha relajado la prima de riesgo de España e Italia, que se ha situado al cierre de la sesión en los 351 puntos y 373 puntos respectivamente.

Los valores del selectivo español que se apuntalan más son Iberdrola ( 4,88%), Telefónica ( 3,02%), BBVA ( 2,78%) y Santander ( 2,53%). El banco presidido por Emilio Botín ha logrado sellar en 8.045 enteros su segunda jornada consecutiva de ganancias, tras otras dos de sangría. Solo tres valores han terminado en rojo: Amadeus (-2,29%), BME (-0,37%) y Arcelor (-0,27%).

De nuevo, la extrema volatilidad ha marcado el ritmo del parquet madrileño. Se ha despertado con pérdidas por culpa de Moddy's, ya que la agencia ha rebajado el rating a dos bancos franceses por su exposición a Grecia. Tras las pérdidas, ha virado y al mediodía ha tocado los 8.000 enteros por primera vez en la jornada. A partir de aquí ha puesto sus ojos en las señales positivas para afianzar esta posición, como la disposición de China a invertir en Europa.

Europa, en verde

La decisión de Fitch de bajar la calificación de cinco comunidades autónomas por su deterioro fiscal a media tarde y las advertencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que España e Italia necesitarán ayuda internacional para evitar un contagio de la crisis griega, no han aguado la fiesta del selectivo.

Las compras han cundido aún más en Francfort, que ha liderado las subidas en Europa con un avance del 3,4%. Le ha sacado gran ventaja a Madrid, pero sobre todo a París ( 1,8%) y a Londres ( 1%).

En este contexto, el euro ha cogido aire y sigue avanzando posiciones respecto al dólar. Al término de la sesión en el viejo continente, el cambio entre las dos monedas se ha establecido en 1,3771 billetes verdes.

Crisis de la deuda helena

Las subidas también se explican por las expectativas de los inversores respecto a la reunión a tres bandas entre los mandatarios de Alemania, Francia y Grecia para abordar la crisis de deuda helena y evitar la quiebra del país. Un escenario que tendría costes dramáticos para la eurozona y la economía mundial, según Bruselas.

Aunque las turbulencias no se paran. Los expertos consultados recalcan que los mercados siguen sumidos en el pánico y reaccionan exageradamente tanto a rumores como expectativas del signo que sean, por lo que la cota de los 8.000 enteros aún no se puede dar por reconquistada.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad