El Ibex pierde los 10.000 contagiado por Italia y Estados Unidos

stop

BOLSAS

Inversores en la Bolsa de Madrid

08 de julio de 2011 (17:55 CET)

Los mercados españoles han vivido una nueva pesadilla en la última sesión de la semana. Los protagonistas han sido otra vez los bancos y los bonos, que han sufrido un fuerte ataque vendedor. La cada vez más delicada situación de Italia y unos decepcionantes datos de empleo en Estados Unidos han sido los detonantes.

Las bolsas siguen cogidas con alfileres. El Ibex 35 ha caído un 2,53% hasta los 9.938,2 puntos. Es la segunda mayor pérdida del año y la quinta caída consecutiva, que le hace volver siete sesiones después por debajo de la cota de los 10.000 puntos. El descenso ha sido especialmente intenso en el tramo final de la sesión, cuando se han conocido los datos de empleo de junio en Estados Unidos.

La primera economía del mundo sólo fue capaz de crear 18.000 puestos de trabajo, a años luz de los 105.000 previstos por los analistas. Además, la tasa de paro ha subido hasta el 9,2% frente al 9,1% esperado. El veredicto de los inversores es que la economía estadounidense sigue estancada.

Las decepcionantes cifras conocidas al otro lado del Atlántico han dado la puntilla a unas bolsas que durante todo el día han estado mirando a Italia. Por primera vez en tres años, el rendimiento de los bonos transalpinos ha superado la cota del 5% han tocado el 5,35%, el máximo de una década. El resultado es que la prima de riesgo se ha disparado por encima de los 245 puntos básicos.

La banca pierde

A la incertidumbre política que provoca la debilidad del presidente Berlusconi se suman la escalada de la deuda, que ya supera el 120% del PIB, la decepción provocada por el plan de ajuste y las dudas sobre su sistema financiero.

Como ya ocurriera hace dos semanas, los bancos se han desplomado en la bolsa de Milán después de que la polémica agencia de rating Moody’s amenazara con una rebaja general de la calificación del sector. De fondo están los temores a que los niveles de capitalización de los bancos sean insuficientes.

Contagiados por sus competidores italianos, los bancos españoles han caído con estrépito en la última sesión de la semana. La peor parte ha sido para los bancos medianos. Sabadell y Popular pierden más cerca de un 5%, como CaixaBank. Los dos grandes, Santander y BBVA, ceden en torno al 4%. Unos pocos valores han subido, con BME y Grifols a la cabeza.

Por su parte, la prima de riesgo ha vuelto a escalar hasta el nivel de los 280 puntos básicos. Un nivel preocupante aunque el diferencial con Italia, el gran protagonista del día, se ha reducido a la mitad en lo que va de año. Una prueba evidente de que los inversores empiezan a valorar que los problemas del país transalpino son tan importantes como los españoles. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad