El Gobierno se olvida de 1.400 millones de deuda con las eléctricas

stop

La porción de déficit de tarifa por la que deberá responder el Estado será de 5.000 millones y no de 3.600

José Manuel Soria y Cristóbal Montoro. EFE

10 de diciembre de 2013 (00:32 CET)

La reforma eléctrica se complica cada día más. El año que debería terminar sin déficit de tarifa alcanzará el 31 de diciembre con casi un tercio más del previsto. La cifra final por la que deberá responder el Estado se aproximará a 5.000 millones, según ha podido saber Economía Digital.

El importe que, por ahora, reconocen los ministerios de Industria y Hacienda, es de 3.600 millones. No era toda la cantidad que se necesitaba este año para equilibrar las cuentas: se incrementó el recibo de la luz, se diseñaron nuevos impuestos y redujeron los gastos.

El esfuerzo compartido para frenar el engorde de una factura que, con los años, alcanza tres puntos de producto interior bruto (30.000 millones) se fue al traste a finales de noviembre. El Gobierno decidió retirar los 3.600 millones que corrían de los presupuestos generales del Estado. Empresas y ciudadanos atienden a las nuevas obligaciones desde julio.

Cálculos inexactos

En verano, José Manuel Soria (PP) anunció que el erario aportaría 2.200 millones para cubrir el desfase entre costes e ingresos del sistema, 900 millones al mayor precio de suministrar luz a las islas, y 500 millones que las comunidades autónomas recaudarían con el céntimo verde aplicado a hidrocarburos.

El nuevo desfase, de 1.400 millones, se centra en el cálculo inexacto del déficit del sistema por el que debería responder el Gobierno, que de 2.200 millones pasaría a 3.400, y en un descuido con las competencias autonómicas. Las comunidades retendrán algo menos de la mitad de la tasa de hidrocarburos que recaudan.

Negociaciones a toda prisa

Los ministros económicos, Cristóbal Montoro (PP) y Luis de Guindos (IND), negocian con las eléctricas al borde del cierre del ejercicio cómo cubrir las partidas previstas en origen, las que admite la reforma. Los nuevos cálculos emanan de los técnicos del sector. La cifra exacta se conocerá en febrero.

La enmienda que el Partido Popular presentó –a petición de Hacienda— en el Senado para retirar el apoyo financiero público, cubre, sin embargo, la posibilidad de que la cifra sea mayor.

El Gobierno se cubre

Textualmente, el partido de Gobierno dice que “para 2013 se reconoce la existencia de un déficit de ingresos de liquidaciones del sistema eléctrico por un máximo de 3.600 millones de euros, sin perjuicio de los desajustes temporales que pudieran producirse”.

Sea el total que sea, el Ejecutivo lo atenderá sin recurrir a los presupuestos, y por tanto, mantendrá el otro déficit, el público, a salvo de más presión. Si los planes originales se hubieran respetado, Montoro habría desviado las cuentas españolas en tres décimas. La maniobra en el Senado evidencia que los objetivos fijados por Bruselas están comprometidos.

El recurso de los mercados

Las conversaciones entre ambas partes –Gobierno y energéticas— terminarán con un acuerdo para titulizar la deuda. Se distribuirá a inversores internacionales con el aval del Estado. Las eléctricas más afectadas, Iberdrola, Endesa y Gas Natural, deberán anotarla en balance hasta que cobren.

La medida podría ahogar la tesorería de las firmas, que ya han sido penalizadas con dureza en bolsa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad