El Gobierno pierde otros 2.800 millones por las cajas de ahorros

stop

El resultado del FROB en 2013 recoge aún fuertes dotaciones, pérdidas patrimoniales y márgenes negativos en el negocio de la entidades participadas

Fernando Restoy, presidente del Frob

27 de junio de 2014 (17:07 CET)

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, FROB, ha perdido 2.787 millones más. Se trata de la entidad pública que sirvió de instrumento para evitar la quiebra de las cajas de ahorros peor gestionadas.

El saldo con el que cierra el ejercicio 2013 recoge aún, año y medio después del rescate europeo a las cajas de ahorros, la pérdida de valor de las participaciones, fuertes dotaciones y márgenes negativos como consecuencia de la caída del negocio en la mayoría de las entidades rescatadas.

La situación patrimonial global, sin embargo, se ha revertido. El balance del FROB indica activos de 27.582 millones y pasivos de 25.108 millones. De este modo, el neto es de 2.474 millones. El fondo público participaba directamente en Bankia, CatalunyaCaixa, Novagalicia, Banco Mare Nostrum (BMN) y Banco Gallego.

Balance

De las cinco entidades, sólo dos aportaron en positivo al ejercicio. Se trata de Bankia, que arrojó 709 millones, y el conglomerado en el que participa Caixa Penedès, BMN, con diez millones más.

El resto de entidades deterioró su valor notablemente, con el consecuente impacto en los resultados y situación patrimonial.

La que cayó con más intensidad fue NGB, hoy privatizada y bajo las riendas de Banesco. La caja generó un agujero patrimonial de 1.651 millones al FROB el año pasado; la participación en CatalunyaCaixa se devalúo en otros 552 millones y la de Banco Gallego, hoy en manos del Sabadell, cedió 245 millones.

Tesorería

En las cuentas del fondo de rescate se apuntan ayudas directas, como garantías de venta, en la privatización de Novagalicia por valor de 247 millones.

A pesar de cerrar su segundo año en pérdidas, el FROB asegura que dispone de una “cómoda posición” de tesorería, que asciende a 6.750 millones. La cantidad se distribuye en deuda soberana, liquidez en el Banco de España y otros depósitos en diversas entidades de crédito.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad