El Gobierno adjudicará NCG al mejor postor sin otro criterio que el precio

stop

El plazo para que los interesados en la entidad presenten las ofertas vinculantes acaba este lunes

Oficina de Novagalicia | EFE

15 de diciembre de 2013 (23:35 CET)

Día clave para el futuro de Novagalicia. Este lunes finaliza el plazo estipulado por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para que las entidades financieras y los fondos extranjeros interesados en hacerse con la nacionalizada gallega presenten sus ofertas vinculantes. El organismo presidido por Fernando Restoy parece decidido a tener en cuenta sólo un único criterio a la hora de escoger al futuro dueño de NCG: el precio.

El plazo para la presentación de ofertas vinculantes finaliza sólo unos días después de que los interesados en la entidad que preside José María Castellano hayan conocido el impacto que tendrán los créditos fiscales diferidos. Será de unos 2.300 millones de euros.

Renuncia a los créditos fiscales

Según explican fuentes financieras, tanto BBVA, como Santander, Caixabank y Banesco, además de varios fondos –entre los que el máximo exponente es el americano Guggenheim-- han ultimado sus propuestas a lo largo de estas jornadas teniendo en cuenta el impacto de los DTA (las siglas en inglés de los créditos fiscales).

No obstante, todo parece indicar que en esta subasta la única variable fundamental es la cantidad que esté dispuesto a pagar el interesado. Según publicó El País, el pasado viernes, el FROB envió a los participantes en el proceso de privatización una carta en la que se recogían las condiciones exactas del mismo. Una de ellas destacaba que el fondo bancario no “aceptará como mejora” que el comprador renuncie a la utilización de los 2.300 millones en créditos fiscales diferidos.

Las bazas de Banesco y Guggenheim


Si el del precio es el único criterio que decantará la balanza, poco importarán otros factores, tales como el mantenimiento de los centros de decisión de la entidad en Galicia o de los puestos de trabajo. Argumentos que han estado siempre ligados a las candidaturas de Guggenheim, que cuenta con el aval de José María Castellano, y de los venezolanos Banesco, dueños del Etcheverría.

La cita de hoy es crucial, pero puede que no definitiva. El FROB ha definido hasta este lunes la primera fase de la subasta. Abrirá una segunda en caso de que no exista ninguna oferta “sustancialmente más favorable que el resto”. En ese caso, los aspirantes se reducirían a los tres que hayan pujado más fuerte por la entidad fruto de la fusión de las antiguas cajas gallegas. Se abrirá entonces otro plazo para que puedan mejorar su propuesta.

Preferentes


Por otra parte, fuentes conocedoras del proceso, han indicado que las ofertas que se presenten serán por algo más del 88% de Novagalicia. No podrán efectuarse por el 100% debido a que una parte de las acciones están en manos de los antiguos titulares de preferentes y subordinadas. Poseen un 9%, del que un 7% son de inversores institucionales y un 2% minoristas. El restante 2% es autocartera.

De este modo, el comprador tomará el control del 63% que controla el FROB y del 25,6% que tiene el Fondo de Garantía de Depósitos tras dar liquidez a los titulares de preferentes el pasado verano. Se prevé que el nuevo dueño podría hacer posteriormente a los preferentistas un canje por sus propias acciones (en caso de ser una entidad financiera) o una oferta de compra (en el caso de los fondos).

Cartera de fallidos

Además se cree que los interesados en Novagalicia presentarán este lunes dos ofertas: una con la valoración del banco y la cartera de créditos fallidos, y otra sólo por la entidad.

El FROB podría excluir la cartera de fallidos (valorada en unos 4.000 millones) en caso de que la oferta ganadora la valore por debajo de la que ya han hecho fondos buitre por ella. Lo que importa, es el precio.

Este domingo, el conselleiro de Economía, Francisco Conde, destacó la, a su juicio, “transparencia” de todo el proceso de venta. El popular ha apostado por conseguir la oferta “que garantice el mayor retorno posible de recursos públicos”. “Un objetivo que no se puede perder de vista”, indicó.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad