El Frob reserva más de 400 millones para proteger a Abanca de los 'pufos' de Novagalicia

stop

El organismo público eleva la provisión destinada a las preferentes y al esquema de protección de activos con el que blindó a Banesco en la venta de NCG

Jaime Ponce, presidente del Frob

en A Coruña, 23 de junio de 2016 (05:25 CET)

A pesar de que Abanca no para de dar beneficios al grupo que dirige Juan Carlos Escotet, Novagalicia todavía podría costarle a las arcas públicas 400 millones más. Esa es la estimación que realiza el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), que en las cuentas correspondientes al ejercicio de 2015 dota una provisión de 396,5 millones asignada a las distintas garantías que ofreció a Banesco en la operación de venta de Novagalicia.

A esta cuantía hay que sumar otros 44,7 millones que reserva el fondo público de rescate para los procesos judiciales ligados a las preferentes, aunque en este caso se reparten entre las que emitieron las antiguas cajas gallegas y las de CatalunyaCaixa. Tanto en el caso de las prefentes como en el blindaje a Banesco, el importe se incrementó respecto al año anterior.

Ladrillo y activos fiscales

La provisión más importante está relacionada con las garantías ofrecidas a Banesco. Según explica el Frob, los 396,5 millones se corresponden con la protección ofrecida a Abanca por los activos tóxicos derivados del ladrillo y traspasados a la Sareb, así como por "el aprovechamiento de activos fiscales" de Novagalicia.

Del importe total, 114,8 millones debería asumirlos el Fondo de Garantía de Depósitos, pero es el Frob quien lo imputa a su lista de gastos, descontándolo si procede de la deuda contraída con el FGD.

El Frob 'pasa' de litigios

Curiosamente, el fondo de rescate bancario ha ido eliminando de sus provisiones la cuantía reclamada por los accionistas gallegos que perdieron su inversión en Novagalicia en la operación acordeón para inyectar el dinero de Bruselas.

La Audiencia Provincial de A Coruña está dando la razón al organismo público frente a los empresarios, pero la mayoría de inversores ha presentado recurso, por lo que el proceso judicial sigue vivo. Sin embargo, el Frob ha liberado el dinero reservado para el litigo.

El último movimiento fue cancelar los 20 millones reclamados por Hijos de Rivera, Luis Fernández Somoza, Copasa, Coren o Jesús Alonso (Jealsa), entre otros. El recurso de estos empresarios fue desestimado por la Audiencia Provincial este mismo año. La misma suerte corrieron Inveravante o Gadisa.

Pérdidas

A pesar de los 20 millones que pasaron a la cuenta de ganancias, el Frob cerró el año con unas pérdidas de 1.293 millones debido al deterioro de la valoración de las participaciones en BFA (matriz de Bankia), Sareb y BMN. En conjunto, el impacto negativo derivado de las tres entidades se situaría por encima de los 1.800 millones.

En el apartado de ingresos, el fondo de rescate tiene que contar los 300 millones que abonó Banesco de la cuantía que restaba por pagar por la compra de Novagalicia. A la entidad de Juan Carlos Escotet le quedan todavía otros 300 millones para completar los 1.003 millones en los que se cerró la operación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad