El FROB releva a José María Castellano para “facilitar” la venta de NCG

stop

El fondo bancario será el único administrador de la entidad hasta el traspaso efectivo a Banesco

Castellano y González-Bueno

20 de enero de 2014 (23:26 CET)

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha dado carpetazo a la etapa de José María Castellano al frente de Novagalicia en un suspiro. La adjudicación de la entidad gallega al banco venezolano Banesco se produjo el pasado 18 de diciembre, pero todavía restan flecos que negociar antes de que la venta se haga efectiva. Con el fin de “facilitarla”, el Banco de España ha ordenado al organismo que preside Fernando Restoy que se convierta en administrador único de la entidad de manera temporal, relevando así al actual consejo de administración, en el que ya estaba representado.

En un comunicado emitido en la tarde de este lunes, el fondo indica que el Banco de España acordó el pasado 17 de enero, por medio de su comisión ejecutiva, la sustitución del consejo de NCG Banco y “el nombramiento del FROB como administrador de la citada entidad”. “De esta forma se facilita y garantiza la adecuada efectividad de la compraventa y, por ende, del Plan de Resolución de NCG Banco”, añade el documento.

Punto y final también para González-Bueno

Así, con un escueto comunicado, el FROB pone punto y final a la etapa de José María Castellano como presidente ejecutivo de la entidad. En el máximo órgano de administración también estaban sentados el consejero delegado, César González-Bueno y los vocales independientes Enrique Llano Cueto, José Manuel Gabeiras Vázquez, Xabier Alkota Andonegui, Jaime Requeijo González y Francisco Javier Rodríguez Sieiro.

Al estar nacionalizado, Restoy ya tenía a dos de sus hombres en el consejo del banco: José Antonio Portugal y Javier Moreno Cepeda. En esta nueva etapa, en la que el organismo bancario administrará la entidad hasta que Banesco se haga con las riendas, Portugal Alonso se mantendrá como consejero, acompañado de José Ramón Rodrigo Zarza y Miguel Ángel Iglesias Hernández. La idea del FROB es simplificar la estructura de la financiera y reducir los costes durante este período provisional.

Salidas anunciadas

Este hecho acelera la salida de la entidad tanto de Castellano como de González-Bueno, que ya habían comunicado, no obstante, días después de la adjudicación del banco a Banesco, que no continuarían en la nueva etapa. El presidente de la entidad venezolana, Juan Carlos Escotet, llegó a ofrecerle al presidente de NCG continuar en el nuevo proyecto, con un puesto en el consejo, por lo menos hasta la integración definitiva de la nacionalizada y el Etcheverría.

El propio Escotet también indicó que durante el primer trimestre del año se hará con el control efectivo de Novagalicia. Entonces diseñará un nuevo consejo que, según fuentes bancarias, será muy similar al ya existente en el Banco Etcheverría, entidad de la que también posee la mayoría accionarial. Desde el primer momento ya anunció que el presidente del nuevo banco será Javier Etcheverría, que ya tiene el mismo cargo en la firma con sede en Betanzos y Francisco Botas el consejero delegado.

Reuniones con el FROB

Pero para ello, debe cerrar antes las negociaciones con el FROB. Se espera que en esta jornada se produzca una reunión “crucial” que podría despejar el camino de la entidad venezolana para cerrar definitivamente la compra de NCG.

También está previsto que este martes, los sindicatos de Novagalicia y los nuevos propietarios de la entidad se reúnan para abordar los aspectos laborales de la compra de NCG.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad