El FROB dilata la adjudicación de Novagalicia con una subasta en dos fases

stop

Las ofertas vinculantes de la banca y los fondos extranjeros se remitirán antes del 13 de diciembre

Oficina de Novagalicia Banco, hoy Abanca

19 de noviembre de 2013 (21:47 CET)

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) quiere arañar la mayor cantidad posible con la privatización de Novagalicia Banco (NCG). Para ello, dilatará el proceso de adjudicación con la apertura de una subasta en dos fases.

Según un comunicado emitido a última hora de la tarde del martes, el FROB ha acordado iniciar formalmente el proceso de subasta de la entidad gallega. Las ofertas vinculantes de los bancos y fondos de inversión interesados deberán remitirse antes del 13 de diciembre. Sin embargo, el proceso se desarrollará “en dos fases”.

Subasta en dos tiempos

En la primera, el fondo bancario “invitará” a la subasta a las entidades y fondos con los que ha mantenido encuentros durante las últimas semanas y que han demostrado interés por la antigua caja gallega. Una vez recibidas las ofertas vinculantes y “siempre que una no resulte sustancialmente más favorable que el resto”, se abrirá una segunda fase. En esta se seleccionarán “las tres entidades que hayan presentado mejores ofertas” en el primer paso.

A estas tres entidades o fondos se les volverá a pedir entonces que realicen “su oferta definitiva” para hacerse con NCG e incluso se les dará la posibilidad de “mejorar la que hayan presentado”.

De Guindos apostó por un mes

De esta forma, el FROB dilatará el proceso de privatización de la nacionalizada presidida por José María Castellano. La pasada semana, el ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró que la subasta se activaría el martes y se resolvería en el plazo de un mes. Ya entonces, fuentes financieras consultadas por Economía Digital, dudaban de que el proceso acabase antes de fin de año.

El proceso de venta del banco arrancó a principios de octubre, cuando se abrió el data room virtual con la información de la entidad a los potenciales interesados. El plazo para la presentación de ofertas vinculantes arranca ahora con el interés de la gran banca española (BBVA, Caixabank y Santander) además del venezolano Banesco, los actuales dueños del Etcheverría. Se suman a estas entidades fondos de inversión extranjeros como Guggenheim (que cuenta con el aval de la dirección de Novagalicia), Elliot, Anchorage, Wilbur Ross, F.C. Flowers y Centerbridge.

Consulta de la 'due dilligence'

En este momento, una vez establecidos los contactos iniciales, la subasta pasa a la fase de process letter, en la que el fondo bancario constata su aceptación de las muestras de interés. Tras este paso, las entidades podrán hacer un análisis pormenorizado de toda la entidad mediante una due dilligence para extraer sus propias conclusiones acerca del estado del banco gallego y presentar, en base a ella, ofertas vinculantes. El FROB concede tres semanas y media para la ejecución de este proceso.

De momento, en las reuniones previas, la gran banca española ha insistido en la necesidad de que se activen ayudas públicas en forma de esquemas de protección contra activos (EPA) y en créditos fiscales (DTA) para proteger los ratios de solvencia actuales.

Ayudas públicas y créditos fiscales

Las dudas entre las principales entidades españolas interesadas en el banco de José María Castellano llegan por varias vías. Preocupa la cartera de créditos a empresas, el elevado índice de morosidad de la nacionalizada, y la falta de confianza de los clientes tras el escándalo de la comercialización masiva de preferentes.

Por otro lado, los interesados en Novagalicia también valorarán el impacto de los créditos fiscales generados por la financiera gallega, que ascienden a 4.500 millones de euros, derivados de los resultados negativos registrados en 2012. De esta cantidad, NCG tiene anotados en balance algo más de 2.000 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad