El FROB deja en manos del comprador de NCG el futuro de miles de preferentistas

stop

La entidad financiera, que apuesta por llegar a acuerdos judiciales, admite que la continuidad del proceso tras la subasta es una incógnita

Fernando Restoy, presidente del Frob, y protesta de afectados por preferentes

10 de octubre de 2013 (01:09 CET)

La subasta de NCG continúa dejando en el aire muchas preguntas que van más allá del nombre del futuro comprador del banco gallego, por el que han mostrado interés Caixabank, BBVA, Santander y el grupo estadounidense Guggenheim. Las más difíciles de responder derivan de la compleja estructura accionarial de la entidad. El Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB) controla el 63% del banco. El resto de la entidad está en manos de los clientes mayoristas (7%) y los minoristas (2%), que renunciaron a vender sus acciones al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) y a la quita que les impondrían en dicha operación. Los que sí canjearon sus acciones, unos 30.000, dejaron en el FGD el 26% restante de los títulos de la entidad.

¿Qué sucederá con estos preferentistas convertidos en accionistas de la entidad? El FROB parece dejar en manos del futuro comprador de NCG la decisión. El organismo que preside Fernando Restoy no aclara si negociará con los candidatos a hacerse con el banco gallego un mecanismo de compensación para los clientes minoristas (y también para el FGD). Sobre la mesa estuvo la posibilidad de abordar con los interesados una solución, que podría pasar por la compra directa de las acciones o el canje por títulos del nuevo dueño. Fuentes próximas al fondo público aseguran, sin embargo, que la última palabra la tendrá el comprador de Novagalicia.

Ni conciliación, ni arbitraje


Este no es el único frente abierto para los clientes de peferentes. En paralelo al proceso de subasta de NCG, que el Gobierno fechó para finales de este mes, discurren las demandas presentadas por los preferentistas contra la entidad financiera, que alcanzaron las 2.500 en agosto. Cerrado el arbitraje, la alternativa que ofrece Novagalicia a los afectados es llegar a acuerdos judiciales, siempre tras presentar demanda y pagar las tasas y costas judiciales.

La entidad presidida por José María Castellano prefiere esta fórmula a la de la conciliación previa, una vía que presentaron el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), Miguel Ángel Cadenas, el vocal para Galicia del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Manuel Almenar, y el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda hace menos de un mes como una solución más económica, al evitar los costes judiciales, y rápida para las demandas.

Rechazada esta vía, Novagalicia ha comenzado a llamar a los demandantes para ofrecerles un pago y acordar el cierre del proceso judicial. ¿Continuarán estos acuerdos tras la subasta del banco prevista para finales de este mes? Ni en el FROB ni en NCG tienen respuesta. La entidad financiera admite que puede seguir igual o cambiar totalmente en función de cómo se formalice el proceso de venta y del nuevo dueño. En el FROB guardan silencio, aunque en el entorno del fondo de rescate se da por hecho que la vía judicial seguirá su curso y que otras soluciones dependerán del futuro comprador.

Los tribunales, lo único claro


En el acuerdo judicial, la entidad plantea a los demandantes una oferta económica para cerrar el proceso, que incluirá el pago de las costas y tasas del juzgado. El cliente, tras presentar la demanda, no tiene que ponerse en contacto con el banco, sino que es la entidad la que decide proponer un acuerdo en un plazo sin determinar. Lo hará en aquellos casos en los que, una vez analizada la reclamación, considere que los productos financieros complejos se comercializaron de manera inadecuada. De lo contrario, si cree que la comercialización fue correcta, mantendrá el pulso en los juzgados.

Y es este espacio, el de los tribunales, el único que parece inalterable. Los procesos judiciales, las demandas individuales y colectivas, seguirán adelante, en paralelo a la venta de NCG. Novagalicia, por su parte, intentará avanzar en los acuerdos judiciales, mientras espera acontecimientos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad