El FROB confirma el apoyo financiero de 2.800 millones de euros a la CAM

stop

REESTRUCTURACIÓN

14 de julio de 2011 (18:48 CET)

La aportación económica refuerza la confianza de los mercados y de sus más de 3,3 millones de clientes, según la entidad alicantina. El Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) ha confirmado a CAM que le proporcionará el apoyo financiero comprometido, los 2.800 millones de euros solicitados el pasado 28 de abril como parte de su Plan de Recapitalización.

Esta norma prevé que Caja Mediterráneo, al igual que el resto de entidades sin ningún problema de viabilidad ni de solvencia, pueda recurrir al FROB como una de las opciones para incrementar su capital principal y cumplir así a los nuevos requerimientos que han establecido recientemente el Banco de España y el Gobierno para todas las entidades financieras.

La directora general de la CAM, María Dolores Amorós, ha señalado que la decisión del Banco de España aporta fortaleza y seguridad. “Es un plus adicional para la confianza tanto de los mercados como de nuestros más de 3,3 millones de clientes”, ha señalado. Amoros ha dicho que la entidad financiera continuará trabajando por mejorar la aplicación del plan de recapitalización, que están cumpliendo con éxito mediante “estrictas medidas de ahorro de costes y desarrollando mejoras de eficiencia y productividad”.

Porcentaje del Estado

El porcentaje de participación del Estado en el capital de CAM estará condicionado por la valoración del negocio de CAM y la presencia de otros posibles inversores en el capital de la entidad. Se ha hablado de socios como el BBV y el Santander.

La totalidad de la aportación será de capital a través de la suscripción de acciones representativas en Banco CAM. No se llevará a cabo la opción de canalización de fondos a través de participaciones preferentes convertibles, como había pedido la CAM.

Caja Mediterráneo dispondrá de 5.164 millones de euros de capital principal, ya que, además de la aportación del FROB, cuenta con otros 2.364 millones de euros de capital propio. La caja también cuenta de un colchón de 1.000 millones de euros de provisiones genéricas para hacer frente a una hipotética situación extrema en los mercados financieros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad