El Frob blindó a Abanca contra las demandas por cláusulas suelo

stop

El fondo de rescate bancario cubre un 85% de las reclamaciones que afecten a préstamos hipotecarios concedidos a partir de octubre de 2008

El subgobernador del Banco de España y presidente del FROB, Fernando Restoy | EFE

en A Coruña, 17 de febrero de 2016 (05:35 CET)

Abanca afronta la demanda colectiva por las cláusulas suelo de las cajas gallegas con paracaídas. El Frob no le ofrece una cobertura completa pero amortiguará bastante el impacto en caso de que la demanda colectiva presentada por Acouga y admitida a trámite por el Juzgado de Primera Instancia número 13 de A Coruña acabe de manera desfavorable para la entidad financiera.

Los esquemas de protección acordados con el fondo de rescate bancario, según el informe de procedimiento de venta emitido por el propio Frob, incluían el compromiso de compensar al grupo Banesco en un 85% en el caso de "responsabilidad derivada de las reclamaciones relativas a la comercialización de préstamos hipotecarios con cláusulas suelo, concedidos a partir de octubre de 2008".

Es decir, los fondos públicos cubren parte de los pagos que tocaría afrontar a Abanca en caso de que se aplique la retroactividad a las cláusulas suelo, aunque no todos. La Asociación Galega de Consumidores e Usuarios (Acouga), que presentó la demanda colectiva a la que se pueden adherir todos los afectados, calcula que Caixa Galicia y Caixanova comercialiaron contratos con cláusulas suelo desde 1.998.

[Así es la demanda presentada por Acouga]

Decenas de miles de afectados

Abanca ya ha devuelto en septiembre de 2013 más de 39 millones a los clientes tras la anulación por parte del Supremo de estas cláusulas, que funcionan como un blindaje favorable a las entidades financieras para asegurarse una cantidad mínima a percibir en caso de que los tipos indexados al Euríbor bajen demasiado. Entonces se habló de 90.000 afectados, lo que convertiría el caso en uno de los más imponentes de la historia de Galicia.

Pero esta devolución sólo correspondía a lo que los clientes pagaron de más a partir del 9 de mayo de 2013, no se aplicaba a la duración total del contrato hipotecario al declarar el Supremo la irretroactividad. Lo que reclama Acouga ahora es precisamente eso, que se abonen también los años anteriores en los que los hipotecados pagaron más de la cuenta al encontrarse con el límite fijado por la cláusula suelo.

El Supremo, un "cachondeo"

El procedimiento judicial dependerá en buena medida del que se desarrolla en el Tribunal Europeo. Varias audiencias provinciales abrieron una cuestión prejudicial para llevar el caso hasta Luxemburgo al entender que la doctrina del Tribunal Supremo podría atentar contra la protección del consumidor.

De esta opinión es Acouga. Su secretario xeral, Xoán Antón Pérez Lema, se preguntaba cómo es posible que los ciudadanos "tengan que pagar los problemas de solvencia del sistema financiero". "Perdonen la palabra, pero en Europa se van a tomar a cachondeo al Tribunal Supremo", zanjó Pérez Lema.

[Consulte aquí cómo adherirse a la demanda]

Miguel Quinteiro, portavoz de la asociación, destacó también que ninguna formación política lleva en su programa la reforma del sistema bancario, a pesar de que "vivimos en una crisis provocada por la banca especulativa".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad