El fondo Lindorff puja por la cartera de créditos morosos de NCG

stop

El banco también abre un proceso competitivo para recibir ofertas por los activos inmobiliarios no traspasados al 'banco malo'

Oficina de NGB

06 de mayo de 2013 (23:12 CET)

Fondos extranjeros sobrevuelan el sector financiero español y, en el caso de NCG Banco, ya toman posiciones para hacerse con activos dentro del proceso de desinversiones que lleva a cabo la entidad presidida por José María Castellano. Es el caso de Lindorff, que se encuentra entre las entidades que se han interesado por la cartera de créditos morosos y del ladrillo que no fueron traspasados al banco malo.

La Unidad de Gestión de Activos Singulares (UGAS), que fue el banco malo que creó en su día NCG, el grupo inmobiliario, la recuperación de créditos fallidos y la red exterior, caso de la puja por las oficinas de León y Asturias, a la que se han presentado tanto el Banco Etcheverría como dos cajas rurales, se encuentran entre los activos a enajenar. Sin embargo, parece más cercana en el tiempo la venta de capacidad instalada (oficinas), que de otros negocios. Según fuentes cercanas a NCG, Lindorff es uno de los candidatos que más posicionados están para hacerse con la cartera de créditos fallidos. También ha mostrado su interés otro fondo, de las mismas características, y de origen alemán.

Operaciones

El pasado mes de diciembre, y en consorcio con fondos asesorados por AnaCap, los gestores de Lindorff firmaron con el Banco Popular la adquisición de una cartera de préstamos fallidos sin garantía por valor de 1.143 millones de euros. Los préstamos proceden mayoritariamente de financiación al consumo. Como parte del acuerdo con los fondos asesorados por AnaCap, Lindorff llevará a cabo la prestación de los servicios de recuperación de la totalidad de la cartera. Con esta operación, señalaron desde Lindorff, se refuerza su posición en el mercado financiero español “y seguimos adelante con nuestros planes de crecimiento”. Lindorff es propiedad de dos compañías al 50%; Altor (Fundación Altor 2003 y Fundación Altor II) e Investor AB.

En el caso de UGAS, la venta podría llevar aparejada la cesión de ladrillo y préstamos promotores que no se segregaron a la Sareb (menos de 100.000 euros y 250.000 euros, respectivamente), y en donde trabajan unas 200 personas. La venta se está canalizando a través de un proceso competitivo. El total de plantilla implicada rondaría los 1.000 empleados, ya que NCG intenta también deshacerse del grupo inmobiliario y red exterior.

Interés

Una docena de fondos internacionales busca oportunidades en la banca, según informó en su edición del lunes el diario Expansión. El duro proceso de ajuste que está viviendo la banca española está provocando que aumente de forma considerable el catálogo de activos a la venta. Además de carteras de participadas, los fondos internacionales están mirando oportunidades en carteras de créditos al consumo y en las plataformas de gestión de activos inmobiliarios.

Entre estos nombres, además de Lindorff, figuran algunas de las mayores gestoras especializadas en el mundo, como Apollo, Cerberus, Lone Star o el hedge fund D.E. Shaw. También Fortress, Centerbridge, WL Ross, del millonario Wilbur Ross, Aktiv Capital, Oaktree o TPG, de acuerdo con el mismo medio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad