El FMI reclama a España quitas de la deuda para las empresas viables

stop

INFORME ANUAL

Christine Lagarde saluda a Luis de Guindos

27 de mayo de 2014 (12:51 CET)

La economía española se encuentra en una situación delicada. Al margen de los discursos triunfalistas del Gobierno que preside Mariano Rajoy, que destaca una evidencia y es que España se financia mejor ahora en los mercados internacionales, el conjunto del país se enfrenta a un posible estancamiento, con crecimientos muy leves, que no permitan la suficiente creación de empleo.

Y el FMI ha analizado todas esas debilidades, en su informe anual sobre la economía española. Una de las conclusiones, que rompen un cierto tabú, aunque se ha hecho de forma implícita en los últimos meses, es que se debería acometer un proceso de reestructuración de la deuda de las empresas que sean viables. Esas quitas deberían permitir a las empresas crecer, y, por tanto, contratar e invertir. Un caso en España, aunque peculiar, ha sido el de Pescanova.

“Reduciendo la tensión financiera de estas empresas y permitiéndoseles crecer saldrían ganando todas las partes”, se apunta en el informe, que sugiere fijar un “código voluntario de conducta” que facilitara la reestructuración de la deuda de empresas viables y en el que también debería participar el Gobierno con la reestructuración de la deuda fiscal y de la Seguridad Social.

Segunda oportunidad para las pymes

Se trata de poner en pie todo un programa fiscal que ayude al aparato productivo. El FMI, por tanto, añade que esa reducción de la deuda debería facilitarse también mediante el establecimiento de un marco de insolvencia enfocado a las pymes, incluyendo empresarios individuales, que permitiera a los endeudados poder empezar de nuevo. Se trata de una salida que, en el ámbito social, había planteado la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, PAH, cuando se refería a la “segunda oportunidad” para las familias hipotecadas.

El organismo internacional, que dirige Christine Lagarde, no se olvida de la banca, y entiende que las entidades financieras deben continuar con el saneamiento en sus balances a través de la captación de capital, más que por la reducción del crédito, que es lo que ha ocurrido hasta ahora. Para poder hacerlo, el FMI sugiere limitar el pago de dividendos en metálico y de 'bonus', así como profundizar en la reducción de costes.

Liberalización de servicios

La idea es que España siga adelante con las reformas emprendidas, a pesar de reconocer la mejora alcanzada. La recuperación de la economía española, que se inició en la segunda mitad del 2013, ga cobrado mayor vigor en el primer trimestre de 2014, según el FMI.

Pero para que se note realmente esa mejoría, el organismo recomienda que se adopten medidas como la liberalización de servicios, además de las quitas a empresas; reducir regulaciones internas, e impulsar la recaudación a través de subidas de impuestos indirectos, con el objetivo de reducir el déficit y la deuda, que a finales de este año podría alcanzar el 100% del PIB.

En todo caso, y eso no es menor, “España ha superado el bache”, admite el FMI, que mejoró en tres décimas su previsión de crecimiento de la economía española para 2014 y en otras dos la de 2015, hasta el 0,9% y el 1% respectivamente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad