El FMI rechaza que España sea “insolvente”

stop

DEBATE SOBRE LA DEUDA

12 de mayo de 2013 (12:11 CET)

El debate comienza a ser intenso. Pese a que España ha comenzado a colocar con mayor facilidad su deuda pública en los mercados, algunos expertos llevan meses asegurando que, al final, será necesaria una reestructuración que permita liberar recursos para poder crecer.

Pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha salido al paso para rechazar esa posibilidad. La reacción llega después de que el rotativo británico The Telegraph asegurara que España “es insolvente”, basándose, precisamente, en el último informe del FMI.

El organismo ha querido especificar, según apuntan diversos medios que citan fuentes de agencias, que “es incorrecto” hablar sobre España en esos términos, y que, en todo caso, no se puede inferir esa cuestión del informe del FMI que publicó sobre las previsiones de España hace apenas un mes. 

Foto fija

La cuestión es que los argumentos del FMI para rechazar esa idea es que lo que aportó, sobre España, es una foto fija, y que se espera que el Gobierno español mantenga las reformas y la voluntad de reducir el déficit para poder entrar en una senda de crecimiento.

El rotativo británico consideró que ese informe era el más realista que se había publicado, y llegaba a la conclusión de que no quedaría otra salida, a medio plazo, que “una gran reestructuración de la deuda”.

Los casos de Grecia y Chipre

El autor de la información, Jeremy Warner, admitía que el FMI no decía abiertamente, que España fuera insolvente, porque el organismo internacional “es demasiado diplomático para semejante lenguaje”. Pero añadía que “ese es el simple significado de sus últimos pronósticos, que tienen al menos un aire de realismo».

Como ejemplo, el mismo autor, recordaba lo que ha sucedido con Grecia en los últimos años, cuando se negó que Grecia dejara de pagar una parte de la deuda, y, finalmente, se llegó a un acuerdo para aceptar quitas. Posteriormente, tras situar a Grecia como un caso único, se actuó de forma similar con el caso de Chipre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad