El FMI da un espaldarazo a España: crecerá el 2,5% en 2015

stop

PREVISIONES DE PRIMAVERA

Luis de Guindos y Christine Lagarde I EFE

Barcelona, 14 de abril de 2015 (16:57 CET)

¿Se puede lucir la camiseta de España cuando el paro sigue por encima del 20%? El FMI ha ofrecido sus nuevas previsiones para España, con la constatación de que será la economía más dinámica de la zona euro. El crecimiento que se augura para 2015 es del 2,5%, unas previsiones que el Gobierno español ya ha superado, con el horizonte del 3%.

Sin embargo, el organismo que preside Christine Lagarde señala que la tasa de paro no se reducirá fácilmente y que estará por encima del 20%, también a lo largo de 2016, al situarla en el 21%.

Lo que parece claro es que en los últimos meses las cosas han cambiado con celeridad. Y el FMI, en sólo tres meses, ha decidido aumentar las previsiones en medio punto, del 2% al 2,5% respecto a enero.


Bajada del precio del petróleo y devaluación del euro

Para 2016, el crecimiento lo ha elevado en dos décimas, del 1,8% al 2%. Y es que la sorpresa ha llegado por parte de la demanda interna, con un mayor brío de lo esperado. Junto a ello, las circunstancias han ayudado, como la bajada del precio del petróleo y la devaluación del euro respecto al dólar. Además, el FMI no olvida los incentivos del BCE, con su programa de compra masiva de bonos.

Hay que tener en cuenta, además, que el organismo internacional ha fallado en sus previsiones con España, más pesimista que los datos que posteriormente ha marcado la realidad. Para 2014 señaló un crecimiento del 0%, es decir, nada, cuando el ejercicio se cerró con un aumento del PIB del 1,4%.

El paro, en el 21%, pese a las empresas del IBEX

Lo que ocurre es que ese crecimiento tiene un reverso y es que el paro no bajará con facilidad. Pese a la creación de nuevos puestos de trabajo, casi 440.000 en 2014, la tasa de paro sigue en el 23,7%. Según el FMI, y aunque pueda pecar de conservador en las previsiones, el paro bajará este año hasta el 22,6%, y en 2016 no bajará del 21%.

Eso implica que con un crecimiento similar en los próximos años, se tardarían unos ocho años para recuperar los puestos de trabajo perdidos durante la crisis. El Gobierno español es mucho más optimista, e, incluso, el Consejo Empresarial por la Competitividad, que agrupa a las grandes empresas del IBEX, cree que se podría reducir a la mitad en los próximos cuatro años si se aplican las reformas necesarias.

Lo que queda ahora es una nueva previsión del FMI en julio. Todos los organismos internacionales están pendientes de los resultados tangibles que pueda ofrecer el programa de compra de bonos del Banco Central Europeo. El Ejecutivo de Mariano Rajoy espera que todo se acelere a finales de año, con la vista puesta en las elecciones generales, y con la convicción de que el conjunto de los españoles sabrá valorar la evolución de la economía española.





Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad