El euribor, "intervenido" para contener la crisis

stop

MERCADO HIPOTECARIO

Vivienda hipotecada en Madrid

30 de noviembre de 2011 (19:03 CET)

El euribor, índice al que están ligadas nueve de cada 10 hipotecas en el país, se encuentra actualmente en una situación excepcional que lo mantiene en un nivel mucho más bajo del que tendría que reflejar la extrema desconfianza en el mercado interbancario.

Se trata de una suerte de "intervención" --aunque los expertos aseguran que no hay constancia oficial de que esté ocurriendo pero todo indica a ello-- que hace que no se refleje la situación real de los préstamos entre grandes bancos. Si la situación fuera "normal", el euribor estaría mucho más alto.

Los préstamos entre las grandes entidades de la zona euro son precisamente la referencia por la que se fija el euribor, aunque estos préstamos ahora son inexistentes como nunca lo han estado con el euro.

"Como los bancos de la zona euro no se prestan, el euribor sólo refleja el tipo de las pocas operaciones en las que sí hay confianza", asegura un experto del sector financiero a Economía Digital. En las demás operaciones, el crédito está cerrado: ahora mismo es imposible pensar en un banco alemán prestando euros a un BBVA como sí ocurría antes. Las operaciones se producen o bien entre entidades del mismo país, o bien no se producen, según las mismas fuentes.

En la última subasta del Tesoro español a 12 meses --ocurrida el 18 de octubre de 2011--, el tipo de interés marginal fue del 3,688%. Fuentes del mercado dicen que, si el Estado saliera ahora a financiarse a 12 meses, debería pagar entre un 5% y un 5,5%. Es decir, hasta 350 puntos básicos por encima de la media del euribor en noviembre. España se está financiando a precios superiores a los del interbancario, hecho que indica las nulas operaciones que se registran.

El euribor, un problema menor

Otros especialistas en el sector hipotecario aseguran que el índice será un problema menor en los próximos meses, pues no hay alzas a la vista y más después de la bajada de tipos del Banco Central Europeo (BCE) hasta el 1,25% este noviembre. Por ello ha cerrado el mes con una media del 2,044%, medio punto más que hace un año aunque menos que hace seis meses.

En cualquier caso, no deja de ser un alivio para las economías de los hipotecados la evolución del euribor. Según el autor de La verdad sobre el mercado inmobiliario español, Borja Mateo, "el euribor no será un problema para los hipotecados en los próximos meses y sí la pérdida patrimonial que ya están teniendo y que podrá llegar al 60% de media".

Otra fuente lo califica como "tipo medicinal" y recuerda que el euribor a 12 meses (el que se usa de referencia para hipotecas) no está respondiendo con claridad a la situación del mercado, pues las letras a corto plazo "se están disparando" y por ejemplo el euribor a tres meses está prácticamente en el 1,5%, un nivel extrañamente alto.

Así funciona el famoso índice

El euribor se fija con el tipo de interés medio al que se prestan los principales bancos de la zona euro. En condiciones crediticias habituales, el índice anticipa los movimientos de los tipos generales del BCE más un diferencial determinado por el riesgo (a menor confianza entre bancos, el euribor sube).

Sin embargo, en las condiciones de credit crunch actuales el euribor ha dejado de reflejar el riesgo que perciben las entidades financieras.

Al reducirse drásticamente las operaciones, particularmente entre los países del euro, tan sólo refleja el tipo entre las entidades de mayor confianza, que suelen ser del mismo país. La opacidad del mercado interbancario hace el resto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad