El Etcheverría y el Gallego, dos bancos complementarios en la expansión de Banesco

stop

Aunque el venezolano no es el favorito, sus planes de crecimiento, lo han llevado a entrar en la puja por la entidad de Juan Manuel Urgoiti

Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco

13 de marzo de 2013 (01:36 CET)

El proceso de subasta de Banco Gallego sigue su curso, el marcado por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob). El organismo presidido por Fernando Restoy ya ha acudido con 80 millones a la ampliación de capital de la entidad y espera hacerse con el 100% de la misma. Mientras, Banco Sabadell, Espíritu Santo y Banesco estudian los números del banco de Juan Manuel Urgoiti y sopesan qué oferta presentar antes del 5 de abril.

De los tres pretendientes del Gallego, el favorito es el Sabadell. El que más tarde se sumó a las quinielas: Banesco, la entidad venezolana presidida por Juan Carlos Escotet, banquero de ciertas dotes mediáticas y cuyas ansias de expansión non son desconocidas al otro lado del charco. Tras llegar a un acuerdo el diciembre pasado para hacerse con la mayoría de Banco Etcheverría, la intención de Banesco es continuar su particular “expansión” por la Península gracias al Gallego. Ambas entidades son complementarias en el plan de captación de mercados de Escotet.

Etcheverría

Banesco, el primer banco privado de Venezuela comenzó a ser conocido en España el pasado diciembre, cuando entró en el accionariado del histórico Banco Etcheverría, con sede en Betanzos (A Coruña). Los venezolanos pactaron acudir a sucesivas ampliaciones de capital hasta hacerse con el control del mismo en un plazo de cinco años.

Cuando Banesco aterrizó en Galicia, lo primero que anunció fue que el Etcheverría comenzaba un proceso de expansión. Lo inmediato: la apertura de 50 oficinas en la comunidad (en la actualidad tiene 38), y la contratación de 200 personas.

La red del Gallego

Sin embargo, las ansias de Escotet no se restringen a un único territorio. La intención es que las entidades que gestione se conviertan en el escenario en el que se lleven a cabo los negocios entre Suramérica y Europa. Por eso, Banesco apuesta porque el nuevo plan de expansión del Etcheverría lo lleve también a la cornisa cantábrica. Escotet, muy activo en su cuenta de Twitter, anunció que su intención era hacer del Etcheverría el primer banco de la comunidad gallega. Pero la aventura española no puede quedar solo en Galicia. Por eso puso los ojos en el Gallego.

La entidad presidida por Juan Manuel Urgoiti no solo tiene 117 oficinas en la comunidad gallega, sino que cuenta con 29 en Madrid, y con presencia en Asturias, País Vasco y Cantábria donde, de momento, el Etcheverría aún no cuenta con sucursales.

Entidades complementarias

Desde la sede en Madrid de Banesco Corporation Holding Hispania, la sociedad que ejecuta y controla las inversiones de Banesco en España, se limitan a decir que el interés por el Gallego forma parte de su “proceso de expansión”. “Pero todavía no podemos afirmar que vayamos a presentar una oferta, estamos estudiando”, dicen.

Lo que parece claro, es que para Escotet, Gallego y Etcheverría son dos entidades complementarias, aunque paralelas. De hecho, el banco brigantino no está esperando a un hipotético desenlace de la subasta del Gallego para iniciar su proceso de expansión. "En breve" habrá aperturas de nuevas sucursales, informan, aunque la entidad guarda sus negociaciones en secreto por miedo a que su conocimiento las dificulte.

Apuesta por el exterior

En la plantilla de Banco Gallego hay escepticismo en la apuesta de Banesco. “Lo que más está sonando es el nombre del Sabadell pero, nunca se sabe. ¿O quién pensaba que el Popular se iba a quedar con el Pastor?”, reflexiona una fuente sindical.

Banesco no es el favorito, pero cuenta con un presidente que siempre ha apostado por salir al exterior. Desde su llegada a la entidad, en 1992, Banesco se ha extendido ya a EEUU, Puerto Rico, Panamá y República Dominicana, siempre atento a las fortunas de la emigración. Su balance supera los 35.000 millones de dólares y cuenta con más de 14.000 empleados en todo el mundo.

Juan Carlos Escotet es el tercer hombre más rico de Venezuela según la revista Forbes, que valora su fortuna en unos 1.400 millones de dólares.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad