El director financiero de Bancaja tendrá una pensión de 13,9 millones de euros

stop

BANCA

Aurelio Izquierdo, director financiero de Bancaja

29 de mayo de 2012 (13:00 CET)

Aurelio Izquierdo, exdirectivo de Bankia y actual director financiero de Bancaja, tiene derecho a una indemnización de 13,9 millones de euros en pensiones y compromisos de prejubilación cuando deje la entidad, según ha confirmado el informe anual de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia, correspondiente a 2011.

La memoria señala que Bancaja tiene asumidos los siguientes compromisos por valor de 13,91 millones, que son la suma de 7,63 millones en “una póliza de aportación definida que cubre la contingencia de jubilación, fallecimiento e invalidez” y de 6,28 millones en “un seguro de ahorro individual de aportación definida para cubrir la opción de que, bajo determinadas circunstancias, dicha persona optase por la prejubilación”.

Una indemnización millonaria muy por encima del ex presidente de BFA-Bankia, Rodrigo Rato, que obtuvo una retribución de 2,4 millones en 2011, según las cuentas aprobadas el lunes por el consejo de administración. Mientras, el ex vicepresidente del grupo y de Bancaja, José Luis Olivas, ganó, por su parte, 1,7 millones.

Baile de puestos

Izquierdo, licenciado en Económicas, ha sido la mano derecha durante los últimos años de Olivas. De hecho, llegó a ser director de general de Bancaja y también aterrizó en Bankia, donde asumió la dirección de negocio. Tras las disputas entre Rato y Olivas, dejó su puesto y pasó a dirigir Banco de Valencia meses antes de que fuera intervenido en noviembre por el Banco de España.

Finalmente este directivo acordó su reincorporación como director financiero en Bancaja, un cargo que todavía  desempeña. Izquierdo habría acumulado este derecho de indemnización tras llevar en la entidad desde 1988.

Acción de responsabilidad

Por otra parte, Izquierdo se enfrenta a una acción de responsabilidad social por su papel en el Banco de Valencia. Esta medida se aprobó durante la pasada junta general de accionistas e iba dirigida contra los antiguos gestores de la entidad que estaban en representación de Bancaja y BFA.

Una propuesta dirigida exclusivamente contra el expresidente José Luis Olivas, el exvicepresidente Antonio Tirado, el exconsejero delegado Domingo Parra y el sustituto de ambos en la última etapa del banco antes de la intervención del Banco de España, Aurelio Izquierdo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad