El 'crack' del ladrillo acabó con 37.000 empleos en Galicia desde 2010

stop

El presidente de los constructores de A Coruña, Diego Vázquez, asegura que a lo largo de la crisis se perdió el 50% del empleo que generaba el sector

Economía Digital

Diego Vázquez y Manuel González durante el desayuno de la Asociación de la Prensa de A Coruña
Diego Vázquez y Manuel González durante el desayuno de la Asociación de la Prensa de A Coruña

en A Coruña, 28 de marzo de 2016 (12:42 CET)

A pesar de que los datos de inversión en obra pública en Galicia se han mantenido en los últimos años gracias al desarrollo del AVE, la comunidad no ha sido ajena al crack del ladrillo de la crisis económica, gran instigador de un desempleo desbocado. Al contrario, Galicia ha sufrido daños masivos.

El balance que este lunes realizaba Diego Vázquez, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción de A Coruña, situaba en cerca de 37.000 los empleos que se fueron al limbo en el sector desde 2010. Suma en la actualidad unos 73.600 trabajadores, pero hace cinco años eran 110.000.

A lo largo de la crisis económica, comenzando la cuenta en el año 2007, los empleos generados por la construcción se habrían reducido a la mitad.

El peso de la obra pública

Como muestra, Vázquez explicó en los desayunos de la Asociación de la Prensa de A Coruña (APC) que hay unas 150 empresas asociadas a Apecco, cuando llegaron a ser 300. La mayoría son sociedades familiares, cuya principal fuente de trabajo son las licitaciones públicas.

Por ello, reclama a las adminsitraciones "regularidad" en las inversiones, sabiendo que la situación ha mejorado, pero que la incertidumbre política conllevará un parón en las obras proyectadas.

El curso de 2014 todavía fue un año a la baja por parte de la Xunta, esta tendencia cambió en 2015 "y continúa en los dos primeros meses de este año", ha apuntado.

Cambiar el criterio de las adjudicaciones

En concreto, ha señalado que la inversión pública aumentó en la provincia de A Coruña un 35% en 2015, pasando de 348 millones a 474 millones. De ellos, 347 correspondieron a la Administración estatal, otros 21 millones a la autonómica y el resto se repartió entre los ayuntamientos, diputaciones, universidad y otros organismos.

"El gran paso a dar es la inversión en mantenimiento y rehabilitación", ha recalcado también el presidente de Apecco, quien ha pedido, además, que el principal criterio en las adjudicaciones no sea el económico. Al respecto, ha advertido que "muchas veces" ello va "en detrimento de los criterios de calidad" en la obra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad