El consejo de Banco Pastor ocultó pérdidas de 1.640 millones, según la querella

stop

La acción de un minoritario va dirigida contra José María Arias, que declara hoy como imputado, y todo el consejo, incluido José Arnau, vicepresidente de Inditex

José María Arias y Jorge Gost durante la presentación de resultados del ejercicio 2010 | EFE

24 de febrero de 2014 (21:49 CET)

Un “sistema piramidal” armado a través de hasta trece filiales, la gran mayoría inmobiliarias, permitió al Banco Pastor ocultar pérdidas de hasta 1.640 millones de euros en los tres años previos a su absorción por parte del Popular. Esta es una de las conclusiones de la querella admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número tres de A Coruña, por la que su ex presidente, José María Arias, tendrá que declarar en calidad de imputado. También está imputado en este proceso Jorge Gost, el anterior primer ejecutivo de la entidad gallega, aunque su citación todavía no se ha podido formalizar, según avanza el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

La querella parte de un accionista minoritario, poseedor de 365 acciones del antiguo Pastor, y fue presentada en octubre de 2011, al tiempo que se hacía oficial la integración del Pastor en el Popular. Aunque en el escrito de citación por parte de la juez Elena Rodríguez Molpeceres no aclara los delitos que se le imputan a Arias, en la querella se alude a la comisión de un delito de administración fraudulenta, de dos delitos relativos al mercado y a los consumidores, de un delito societario y de un delito de falsedad de documento mercantil. La querella fue ampliada el año pasado e incorpora los delitos de estafa e incluye como querellado al propio Banco Pastor.

Todo el consejo

La acción también va dirigida contra todo el consejo de administración del Banco Pastor, entre los que se encuentran ejecutivos de la entidad y representantes de accionistas significativos en ese momento, como era el caso del conglomerado empresarial de Amancio Ortega, que estaba representado en el consejo del Pastor por José Arnau Sierra, actualmente responsables de Pontegadea y vicepresidente de Inditex. Completan la lista de querellados los entonces consejeros José Luis Vázquez Mariño (lo fue también de Inditex), Marcial Campos Calvo-Sotelo, Fernando Díaz, Joaquín del Pino Calvo-Sotelo, Gonzalo Gil y Miguel Sanmartín, este último en ese momento secretario del consejo del Pastor.

El Popular, que ya ha anunciado acciones penales contra el querellante, también figura como parte activa del proceso. De hecho, en la querella se alude a con su integración en el Popular, el consejo del Pastor “pretende echar tierra de por medio y tapar sus acciones delictivas diluyéndolas en lo que quedaría como historia de un banco que desde 2008 se ha dedicado de forma continuada, año por año, a montar una pirámide financiera que al hacerse insostenible, ante la presión de los test de estrés y la continua bajada de su rating hasta “bono basura”, al final ha tenido que poner al descubierto el perjuicio económico que continuadamente ha ido generándose para el accionista”.

Maquinación

Esa situación, dice la querella, “se ha intentado tapar con la maquinación de las cuentas y se ha puesto al descubierto la presunta estafa continuada que los querellados han llevado a cabo”.

Aunque la juez solicitó que la Audiencia Nacional se hiciese cargo de la causa, esta se inhibió y es el juzgado de Instrucción número tres de A Coruña quien lleva las diligencias previas, en las que se ha incorporado un informe del Banco de España solicitado por su titular, en el que no se aprecian las irregularidades apuntadas en la querella.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad