El consejero delegado de BPA recibía maletines de la mafia china

stop

CRISIS BANCARIA EN ANDORRA

Gao Ping, en la Audiencia, los hermanos Cierco y Prats (d)

desde Barcelona, 14 de marzo de 2015 (12:58 CET)

La documentación incautada en los registros de la llamada operación Emperador contra la mafia china que opera en España revelan que el consejero delegado de Banca Privada de Andorra (BPA), Joan Pau Miquel Prats, habría recibido, al menos en tres ocasiones, sendos maletines con 100.000 euros cada uno procedentes de la organización que dirige el capo Gao Ping.

La policía andorrana ha detenido al banquero por orden del fiscal general del país por la presunta comisión de delitos continuados de blanqueo.

Según datos que obran en poder de Economía Digital, el abogado barcelonés, Rafael Pallardó, hombre confianza de Gao Ping, entregó personalmente el dinero al alto directivo de BPA, entidad bancaria andorrana que ha sido intervenida por el gobierno de su país tras una denuncia del Tesoro estadounidense sobre malas prácticas financieras en términos de blanqueo de capitales.

Un abogado intermediario

Pallardó, que tiene su despacho profesional en la calle Rocafort de Barcelona, es uno de los principales imputados en la operación Emperador, una compleja trama de blanqueo de capitales y evasión fiscal que investiga el juez Fernando Andreu de la Audiencia Nacional.

El letrado era la persona utilizada por Gao Ping para sacar de España cantidades millonarias en dinero negro. Según fuentes policiales, en 19 meses, habría logrado evadir 68,4 millones de euros. La mayoría de ellos fueron depositados en cuentas andorranas de BPA, según el mismo relato.

Una agenda les delata

En el transcurso del registro policial en el despacho de este abogado, la UDEF encontró una agenda telefónica con notas manuscritas de puño y letra por el imputado. En una de esas anotaciones se detallan los pagos de dinero en efectivo a Joan Pau Miquel Prats.

Los agentes especiales de blanqueo de capitales de la UDEF han tirado de este hilo y han obtenido indicios sobre diversas transferencias que el consejero delegado de BPA habría ordenado desde sus propias cuentas bancarias en Andorra, a otras cuentas bancarias domiciliadas en Hong Kong a nombre del padre de Gao Ping.

Procedimiento triangular

El banquero andorrano recibía de la mafia china dinero con una mano, mientras que con la otra transfería cantidades similares a cuentas chinas de familiares del capo imputado, según explican fuentes judiciales consultadas por este medio para aclarar cuál era el procedimiento de blanqueo empleado.

Llegado a este punto, la policía se preguntó a qué venía ese trasiego de dinero. ¿Qué beneficios obtenían el uno y el otro? La respuesta de los investigadores fue la siguiente: gracias a los maletines que enviaba Gao Ping al banquero a través del abogado Pallardó, Prats pudo hacer uso en España de sumas de dinero que atesoraba con creces en sus cuentas andorranas pero sobre las que tendría que declarar impuestos en caso de querer transferirlo a España.

Centenares de beneficiados

Prats le retornaba el dinero descontadas las comisiones acordadas y mantenía su compromiso de trato privilegiado para Gao Ping, Pallardó y los suyos en BPA. La policía española quiere interrogar de nuevo a Gallardó puesto que la mano derecha de la familia Cierco no habría sido el único benefactor del capo chino. En la agenda del latrado catalán aparecen centenares de iniciales.

Corresponderían éstas a más beneficiarios de los sobornos, probablemente miembros del banco andorrano y de Banco Madrid, la filial española. El ministerio español de Economía actúo este viernes contra la franquicia madrileña con una denuncia ante la fiscalía por faltas "muy graves" en la prevención del blanqueo de capitales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad