El BCE tarda 12 horas en desmentir al ‘Financial Times’sobre Bankia

stop

BANCA

30 de mayo de 2012 (12:54 CET)

El Banco Central Europeo (BCE) ha salido a la palestra para negar haber rechazado el plan de refinanciación de Bankia que está preparando el Gobierno español. Eso sí, lo ha hecho 12 horas después que se divulgara la noticia en el rotativo británico. El regulador comunitario asegura que no ha recibido ninguna consulta y, por lo tanto, no ha podido rechazar nada.

“Contrariamente a lo publicado por los medios, el BCE no ha sido consultado y no ha expresado su posición sobre los planes de las autoridades españolas para recapitalizar alguna gran entidad”, afirma la institución en un comunicado. Asimismo, ha expresado su disposición a prestar consejo para desarrollar estos planes.

Idéntica explicación ha dado el ministro de Economía, Luis de Guindos, así como otros responsables políticos como el ministro Soria.

‘Financial Times’ desmentido


El diario Financial Times había informado este miércoles del no “rotundo” del BCE a la hoja de ruta impulsada por Mariano Rajoy para recapitalizar Bankia mediante el recurso indirecto a la liquidez del instituto emisor de la eurozona al considerarlo “inaceptable”.

Estas informaciones han afectado negativamente a la prima de riesgo española, que ha vanzado hasta los 535 puntos, aunque el Tesoro Público no prevé refinanciar grandes cantidades de deuda en los próximos días.

A estos precios el bono español no es sostenible, según reconoce el ministro de Economía.

‘La City’ se siente amenazada

La posición tan radical del matutino británico se debe enmarcar en sus tradicionales reticencias a la supervivencia de la divisa común europea. Tanto algunos articulistas del medio como su propia línea editorial defienden a la libra esterlina y, sobre todo, la preeminencia de la City londinense como máximo mercado financiero del continente.

La posibilidad que se desarrollará un fuerte mercado en Frankfurt conllevaría el cierre de muchos negocios así como el despido de miles de empleados en el sector financiero inglés. Un extremo que intentan evitar a toda costa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad