El BCE rescata otro día más a la deuda española

stop

PRESIÓN DEL MERCADO

Una pantalla muestra  la evolución del diferencial español

12 de diciembre de 2011 (13:53 CET)

La respuesta de los inversores y los mercados a la cumbre del euro celebrada el pasado jueves y viernes en Bruselas ha sido la de costumbre. Han cogido el hábito de responder a los acuerdos de los líderes europeos con jornadas frenéticas en los mercados de valores y de deuda. Tampoco la bajada de tipos de interés llevada a cabo el jueves por el Banco Central Europeo (BCE), que suele ser un calmante para el mercado, está sirviendo de nada.

Este lunes no está siendo una excepción y la prima de riesgo española, que navegaba por aguas relativamente tranquilas toda la semana pasada, ha vuelto a dispararse 40 puntos básicos en unas horas de cotización y a situarse en los 400, un nivel que es toda una línea roja y que había abandonado a finales de noviembre, para mantenerse todo el mes de diciembre por debajo. No obstante, tras llegar a un pico pasadas las 13 horas del mediodía, la intervención del BCE con la compra de bonos en el mercado secundario (algo que curiosamente no puede hacer en el primario) ha relajado la prima, que a las 17.00 se situaba en los 375 puntos básicos.

El Ibex 35, por su parte, se ha visto arrastrado por esta inseguridad en los mercados de deuda y ha caído un 3,11% con una evolución pésima de los sectores constructor e inmobiliario (Metrovacesa cae un 6,12%, FCC un 5,32% y OHL un 4,51%).

Sufre Italia

Italia, por su parte, no vive tampoco una jornada de tranquilidad pese a los draconianos recortes de su gobierno tecnócrata. Su diferencial de riesgo con Alemania sube hasta los 471 puntos básicos después de un alza de 50 en la mañana del lunes. Hay que tener en cuenta que el bono a diez años alemán se ha relajado más de diez puntos básicos y por tanto aumenta aún más las primas de riesgo periféricas.

La intervención del BCE también ha relajado la prima italiana, que a las cinco de la tarde está en 471 puntos básicos. Y todo ello en una jornada en la que el BCE ha comunicado que rebajó sus compras de bonos estatales la semana pasada en más de un 80%, hasta sólo los 635 millones de euros. Pero cuando el banco central quita la respiración asistida al enfermo, este vuelve a ahogarse.

La bolsa, por su parte, no está queriendo ser menos y a las 13.45 el Ibex pierde un 1,82%. Sólo Inditex aguanta y los valores constructores son los más afectados (FCC, Arcelor Mittal u OHL, por ejemplo). La bolsa italiana también cae, concretamente un 2,16%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad