Mario Draghi tras la reunión del BCE de hoy

El BCE corta el crédito directo para Grecia y presiona a Syriza

stop

DECISIÓN DEL CONSEJO DE GOBIERNO

Barcelona, 04 de febrero de 2015 (22:56 CET)

El Banco Central Europeo (BCE) mete presión al nuevo Gobierno de Grecia. La institución financiera con sede en Fráncfort ha dejado de aceptar como garantía la deuda helena en sus operaciones de liquidez. En un comunicado, asegura que en estos momentos no es posible asumir que la evaluación del plan de rescate vaya a finalizar con éxito.

La medida obliga a los bancos griegos a financiarse a través de la línea de liquidez de emergencia facilitada por el banco central nacional. Se trata de una invitación poco amistosa del presidente del BCE, Mario Draghi, que fuerza al nuevo Gobierno de Syriza a pasar por el aro. Atenas debe aceptar las condiciones de un nuevo rescate si, como manifestó Yanis Varoufakis, nuevo ministro de Finanzas griego, no tiene intención de pedir una prórroga del programa de rescate actual.

Condena para los bancos griegos

 
La decisión del Consejo de Gobierno del BCE, que recuerda a la adoptada por la institución en febrero de 2012, condena a los bancos griegos a depender de la liquidez de emergencia facilitada por el Banco de Grecia. Esta línea de asistencia tiene un coste para las entidades sensiblemente superior al de los fondos proporcionados directamente por el BCE y debe ser sometida periódicamente a la autorización del resto de miembros del Consejo de Gobierno del BCE.

La deuda de Grecia ya tiene la calificación de bono basura, por lo que, por norma general, el BCE no podría admitirla como garantía. Sin embargo, existe una excepción en el caso de aquellos países que estén inmersos en un plan de rescate. A ella se agarraban los bancos griegos para obtener financiación extra, pero ya no podrán. El organismo europeo ha decidido eliminar la exención al considerar que no es posible asumir una "conclusión exitosa del programa" de rescate.

En la mañana de este miércoles, el presidente del BCE, Mario Draghi, mantuvo un encuentro con el ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis, que calificó la reunión como "fructífera" y expresó su confianza en alcanzar una solución de forma rápida.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad