El banco suizo UBS descubre un agujero de 1.400 millones

stop

PRESUNTO FRAUDE

Puerta de entrada de la sede central del banco UBS en el Bahnhofstrasse de Zúrich

15 de septiembre de 2011 (11:23 CET)

El banco suizo UBS no levanta cabeza. Tras ver como los beneficios del negocio operativo se reducían a un tercio de lo facturado en el primer semestre del año (cerró ganando sólo 3.200 millones de euros), este jueves por la mañana los directivos de la entidad han reconocido que un trade les ha hecho perder 1.400 millones de euros por “una operación no autorizada” que deja en entredicho el control del riesgo de le entidad.

Según ha informado, las pérdidas sólo afectarían a su sector de inversiones y no tendrían repercusión en las posiciones de los clientes. Con todo, lo más seguro es que el agujero lastre el resultado del tercer trimestre y UBS vuelva a entrar en pérdidas. No es la primera vez que conoce el rojo, ya que entre 2007 y 2008 tuvo un resultado negativo que llegó a los 23.000 millones y supuso la intervención del Estado suizo.

El supuesto fraude ya se está investigando. Tiene muchos paralelismos con el caso que afectó a la entidad francesa Société Générale en 2008. Un ex agente de mercados del banco, Jêrome Kerviel, fue condenado por hacer perder hasta 5.000 millones de euros a la entidad en operaciones ocultas.

Los mercados se 'ceban' con UBS

En el actual contexto, con una incertidumbre cada vez mayor en el Viejo Continente, un anuncio de este calibre ha tenido un fuerte impacto en la cotización de la entidad. La Bolsa de Zúrich ha recibido la noticia dando una bofetada a los títulos de UBS en su apertura. Los valores han llegado a bajar hasta un 10% y consolidan el rojo.

La preocupación en el resto de la eurozona es que provoque un nuevo ataque de pánico entre los inversores que vuelvan a arrastrar al rojo los parquets. Por el momento, todos los índices están en verde.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad